viernes, 3 de agosto de 2018

Melasma o manchas en la cara ¿que hacer?

Melasma, manchas del rostro o popularmente llamado Paño que es más frecuente en las

mujeres. La alta presencia de estrógenos influye, tambien el fototipo de piel, y aunque el factor desencadenante es una mala respuesta a el sol,  la verdadera causa sería un transtorno metabólico interno que causa que los melanocitos produzcan melanina excesiva apareciendo el melasma.

Al melasma se le conceptuar como mancha hormonal, ya que las mujeres embarazadas y las que utilizan anticonceptivos son más propensas a tener melasma. 

Sin embargo, nuevos estudios han revelado que las hormonas son solo un pequeño detonante de estas manchas que aparecen en el rostro y que son muy complicadas de tratar.

La melanina es la sustancia encargada de protegernos contra el sol y es producida por células llamadas melanocitos. El problema llega cuando éstos generan sustancia de más; entonces aparece el melasma. Estas alteraciones en la pigmentación de la piel tienen su origen en la combinación de varios factores, como los genéticos, la prolongada exposición al sol, el uso frecuente de medicamentos, hormonas, el estrés y en algunos casos el uso de cosméticos. 

La alta presencia de estrógenos influiría en su aparición, por ello sería más frecuente en mujeres, pero el desencadenante principal de la aparición del melasma es el sol. 

La exposición solar es la causante de la mayoría de casos. No es alergia al sol, se desarrolla mas bien una intolerancia a la luz solar y la piel se quema intensamente y quedan manchas residuales.Si se toman las medidas necesarias para protegerse, el melasma se controla. 

Aunque el melasma no maligniza y sólo representa un problema estético, visitar al dermatólogo es importante ante cualquier aparición de una nueva mancha, pues así se descartan otras posibilidades. El melasma, puede producirse por alteraciones de los melanocitos, causada por exposición a los rayos solares combinados con elementos como  peelings hechos antes de la exposición solar o exposición a plantas y perfumes que contengan cumarina, compuesto químico que genera fototoxicidad. 

Las manchas de melasma   aparecen en la frente, las mejillas y la zona del mentón. Suelen ser manchas de color marrón, lisas, no palpables y con bordes geográficos. 

Cómo tratar el melasma 

Existen varios métodos para disminuirlo. Están los despigmentantes tópicos, los peelings, luz IPL, láser. 

Es necesario tratar el medio interno y los transtornos metabólicos previamente.

Lo que se aconseja es comenzar a trabajar en las manchas en cuanto aparezcan pues, mientras más pronto se comience, mejores serán los resultados. 

 fuente


HOMEODERMA
1° en Medicina Homeopática & Dermatología

Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489



Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:


Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

Jovenes con Verrugas vph




Jóvenes de entre 15 y 24 años con Virus del Papiloma Humano

Más de 5 millones de personas en el mundo se infectan con el Virus del Papiloma Humano (VPH) cada año, y aproximadamente el 74% de los casos ocurre entre los 15 y los 24 años de edad. "Es la infección de transmisión sexual más frecuente, cuyas manifestaciones cutáneas –verrugas genitales o condilomas– aumentan el riesgo de cáncer del cuello uterino", afirmó la doctora Susana Canalizo, integrante de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).
De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer del cuello uterino ocupa el cuarto lugar de cánceres más comunes que afectan a mujeres, con un estimado de 266,000 muertes.
 El VPH es una infección de transmisión sexual que además se contagia por el contacto de piel a piel. Se estima que aproximadamente 80% de las mujeres sexualmente activas contactan con al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida.
Las afecciones de la piel más frecuentes por el Virus del Papiloma Humano en un 70% son las verrugas cutáneas, también llamadas verrugas vulgares y pueden surgir en diferentes partes del cuerpo, pero lo más común es que aparezcan en cara, manos y pies (en los talones o en la planta del pie). Son pequeños bultos duros y elevados, que pueden ser dolorosos, si son plantares al caminar causan incomodidad. Las verrugas vulgares se encuentran entre las 10 dermatosis más frecuentes en la población.
Otra de las manifestaciones son las verrugas genitales (condilomas) que son lesiones planas, pequeños bultos con forma de coliflor o protuberancias más pequeñas con forma de tallo. En las mujeres aparecen en la vulva, cerca del recto, el cuello del útero o en la vagina; mientras que en los hombres se encuentran en el pene, el escroto, alrededor del recto y algunas veces, dentro de la uretra.
Es poco común que los condilomas generen dolor o incomodidad, aunque es posible que piquen, produzcan comezón o una sensación de ardor en la piel. En el caso de lesiones grandes pueden causar mal olor. Los condilomas son muy contagiosos y se transmiten de la pareja infectada durante el sexo oral, vaginal o anal. De igual manera, tocar las verrugas de otra persona o no utilizar protección antes de tener contacto sexual con personas infectadas, puede aumentar el riesgo de infección. El uso del condón no protege completamente contra la infección del VPH. Es importante mencionar que lo besos o tocar los genitales de la pareja con las manos o la boca, también contagian el VPH, inclusive llegando a aparecer lesiones en boca. También por el uso de juguetes sexuales contaminados con el virus.

El aspecto de las lesiones del Virus del Papiloma Humano tiene repercusiones importantes en el estado anímico de los pacientes pues causa mucha vergüenza en las personas afectadas, pueden llegar a deprimirse, sentir culpa, rechazo, pierden el interés sexual y las relaciones con la pareja difícilmente perduran.
Los pacientes con algún padecimiento que comprometa la inmunidad, como diabetes, cáncer o VIH que adquieran el Virus del Papiloma Humano, tienden a presentar lesiones muy grandes.
Si bien, actualmente no hay un tratamiento para eliminar una infección causada por VPH, existen medicamentos y procedimientos que ayudan a combatir las lesiones cutáneas como las verrugas. Los métodos más comunes son: crioterapia con nitrógeno líquido, tratamiento con podofilina.

Además del tratamiento externo para eliminar las verrugas es importante hacer un tratamiento interno para elevar defensas.
--

problemas frecuentes en la piel post parto

¿Cómo influyen los cambios hormonales en la piel tras el parto?

 

Durante el año posterior al nacimiento del bebé, hay algo que muchas 
mujeres acusan y que, hablando llano, se denomina coloquialmente como 
"cara demacrada". Algo que tiene mucho que ver con el nuevo ritmo de vida, donde todos los ciclos de los padres pasan a seguir los del bebé recién nacido, 
incluidos los del sueño y las comidas, y que tienen un impacto evidente en 
la aparición de ojeras, las mejillas hundidas o en el hecho de presentar una 
piel más pálida que de costumbre.

¿POR QUÉ LA PIEL TIENE UN ASPECTO DISTINTO?
El período del embarazo supone multitud de cambios a nivel inmunológico 
y a nivel hormonal', que se desarrollan tanto durante la gestación y también 
después de dar a luz.

¿Por qué cambia el aspecto de la piel después de dar a luz? 
En los primeros meses tras el parto, la piel todavía se encuentra en un 
período de adaptación post-embarazodurante esta época, los niveles de 
progesterona y estrógenos descienden, y los niveles de las células inflamatorias se 
encuentran en fase de recuperación. Es por ello que en los primeros meses,
la piel muestre signos de sequedad, flaccidez y pérdida de luminosidad, 
entre otras cosas'. 

Esta pérdida gradual de ese 'brillo' que suelen emanar las mujeres 
embarazadas se refleja principalmente en el rostro, que suele acusar estos 
cambios, y que las mamás normalmente no achacan tanto a los vaivenes 
hormonales como su nuevo ritmo de vida. 

Para evitarlos, sin embargo, existen tratamientos médico estéticos que 
pueden ayudar a pasar este primer año con mejor cara. 'Este aspecto 
negativo de la piel se puede combatir mediante el uso de diferentes tipos 
de peeling o de mesoterapia', que varían dependiendo de cada caso, y 
siempre tras una evaluación individualizada de la madre.

LAS GRANDES ENEMIGAS: LAS OJERAS
Aunque médicamente se las conozca como hipercromía idiopática del anillo 
orbitario, las personas de a pie las llamamos simple y llanamente ojeras, y 
son uno de los signos más evidentes del cansancio acumulado y la falta de 
sueño. 

Existen diferentes tipos de ojeras,  según la variante se pueden prevenir 
y tratar

Ojeras congestivas de color violáceo. 'Se producen por un acumulación 
de líquidos en la red circulatoria del párpado inferior'. Se pueden tratar con 
productos descongestionantes, que contengan componentes como la 
vitamina K, la cafeína, la vitamina C o el estracto de árnica. A su vez, este 
tipo de ojera se puede cubrir con  bases de maquillaje, correctores, productos antiojeras e iluminadores. 

Ojeras hereditarias o marrones. 'Son fruto de la herencia familiar, al igual 
que heredamos el color de los ojos o del pelo'. Con este tipo de ojera, la 
prevención no funciona tan bien como en el caso anterior, aunque podemos 
usar trucos de maquillaje para disimularlas.



Ojeras producidas por el 'surco de la lágrima'. 'Se trata de una arruga 
provocada por la pérdida de grasa en la región debajo del ojo'. Este tipo de 
ojera, además, es fácilmente corregible mediante el uso de relleno de ácido
hialurónico. 



Ojeras producidas por la caída del pómulo. 'Surgen como resultado del 
envejecimiento natural del rostro, y la pérdida de contenido de los depósitos 
grasos'. Un efecto natural del paso del tiempo, que afecta al pómulo, y que 
revela una marcada ojera en el canto interno del ojo. Se corrige con uso de acido 
hialurónico.

HORMONAS, MANCHAS Y ACNÉ
El acné del embarazo no es un fenómeno frecuente, aunque, 
debido los cambios hormonales, sí que se pueden producir brotes. 
Durante esta fase, así como la posterior lactancia, es preferible no usar 
productos que contengan antibióticos u otros principios activos, ya que
pueden ser perjudiciales para el bebé. En estos casos ayuda la 
dermatología natural.

Junto a los granitos que acompañan a los vaivenes hormonales, existe otra 
preocupación cosmética propia del embarazo, que en ocasiones se 
prolonga después del parto y a veces requiere tratamiento (aunque sólo 
estético). Son las manchitas de la cara, que surgen durante la gestación, 
existirían 'dos tipos diferentes: por un lado el melasma, que son manchas 
marronáceas, de aspecto difuso, y que afectan principalmente a las mejillas, la frente y la zona del labio superior'. Este tipo de manchas se pueden prevenir 
parcialmente, 'ya que en ellas juega un papel importante los rayos del sol y 
los cambios hormonales'. Las armas más eficaces para combatir el 
melasma: la crema de protección solar, que de debe aplicar durante todo 
el embarazo, y los tratamientos postparto, como peeling despigmentantes,
que se suceden una vez finaliza la lactancia materna

El otro tipo de manchas que a menudo aparecen asociadas a la gestación 
son las manchas bien definidas, 'a modo de confetti, con coloración 
marrón más o menos intensa, y que se reparten en las mejillas y en el 
dorso de las manos'. En este tipo de lesiones, el sol también juega un papel 
importante (imprescindible en cualquir caso hacer uso de las cremas 
fotoprotectoras), aunque presentan la peculiaridad de 'poder tratarse con 
un peeling o láser , que permita eliminarlas casi en su totalidad'.