lunes, 21 de agosto de 2017

Dermatitis Atopica: consejos del dermatólogo

DERMATITIS ATÓPICA en niños: Consejos practicos del dermatólogo


La dermatitis atópica es la enfermedad de la piel que con más frecuencia se presenta en una consulta de dermatología. Se trata de una enfermedad que debuta en la infancia y tiene una incidencia muy elevada pues afecta al 15 % de los niños. Es una enfermedad que evoluciona periòdicamente, tiene unos periodos de remisión y otros de brote. Durante los periodos de calma, la dermatitis atópica se manifiesta con una piel seca, con escamas y agrietada, y, en los periodos de brote, en la piel aparecen manchas y granitos rojos que suelen presentarse en localizaciones muy características como son los pliegues de los brazos, en los pliegues de detrás de las rodillas y en la cara. Otra de las características de la dermatitis atópica es que  provoca un intenso picor y a su vez una gran irritabilidad.
Cuidado de la piel
El cuidado general de este tipo de piel es muy importante. Los niños que tienen dermatitis atópica no fabrican una buena capa córnea (deficiencia en grasas y proteínas de la piel, como la filagrina, entre otras) y por lo tanto tienen un defecto en la barrera de la piel. Esta barrera se tiene que reparar hidratándola, utilizando emolientes que sean adecuados y además no estropeándola con jabones agresivos, con esponjas o con agua caliente. Con un buen cuidado de base se pueden evitar muchos brotes.
Consejos prácticos
Hay que utilizar productos de higiene diaria suaves y gentiles con la piel de los niños atópicos. Es muy recomendable utilizar cremas, geles o lociones que no contengan perfumes y que sean hipoalergénicos. 
Limpieza de la piel
Se recomienda que para la limpieza de las pieles atópicas  se utilicen jabones sin detergentes. Ahora muchos jabones para pieles atópicas se les añade aceites emolientes con el objetivo que a la vez que está limpiando dejen la piel más hidratada. Los niños atópicos que tienen la piel muy seca toleran mejor las cremas enriquecidas con textura. Las lociones corporales que tienen alcohol  pueden incluso originar más picor si están en fase de brote.
Ropa recomendada
Los niños atópicos toleran mejor las fibras naturales como el algodón o el lino. Por el contrario, no toleran bien el poliéster ni las fibras sintéticas. Asimismo advierte que se debe vigilar con la ropa de deporte porque los niños sudan más, la piel es más permeable y las fibras sintéticas les irritan más.
El baño
El baño puede tener propiedades muy beneficiosas si se realiza en buenas condiciones. Debe realizarse con un agua no muy caliente y se puede aprovechar el baño para hidratar la piel añadiendo algún producto. Después del baño es importante aplicar una crema emoliente para evitar que la hidratación que se ha conseguido en el baño se evapore. Se recomienda bañar el niño cada día, siempre y cuando sea en estas condiciones. El momento del baño es relajante y calma el picor. Pero en la piel atópica lo imprescindible es hidratar.

Ademas de los cuidados mencionados es necesario un tratamiento médico  para atenuar las crisis alergicas, donde lo natural es siempre lo mejor. La dermatitis atópica responde bien al tratamiento natural.

No hay comentarios: