jueves, 24 de diciembre de 2015

Manchas en el Rostro después del Verano

Melanosis Facial


Melanosis es el nombre que se les da a las manchas oscuras en la piel, muchas veces aparecen o empeoran después de la exposición solar durante las vacaciones. Se producen por el depósito de un pigmento llamado melanina en el espesor cutáneo, que hace que se altere la coloración en determinadas zonas como la cara, el escote y en las manos. Muchas mujeres se ven afectadas por esto. Hay que saber que no sólo es el Sol la única causa de esta problemática cutánea.

Las manchas cutáneas son planas de color marrón-negro que pueden aparecer en áreas de la piel expuestas al Sol y pueden tener que ver con con problemas metabólicos internos como con el hígado o con la actividad hepática.
Las manchas cutáneas son muy comunes después de los 40 años de edad y ocurren más a menudo en las siguientes áreas: el dorso de las manos, la cara, los antebrazos, la frente y los hombros.



Prueba y examen


La visita al médico dermatólogo es lo indicado. Él diagnosticará la afección por la apariencia de la piel, especialmente si usted tiene más de 40 años de edad y ha tenido mucha exposición al Sol.



Otros motivos



La edad: cuanto más grandes somos, más posibilidades tenemos de que aparezcan manchas en la piel (que pueden ser oscuras -hiperpigmentación-, o claras -despigmentación-). Sobre todo salen en el rostro, cuello, tórax y manos

Algunos cosméticos: hay fórmulas que están hechas con componentes de baja calidad, alcohol o colorantes con preparaciones de mercurio, que pueden manchar la piel. También son propensos los cosméticos fotosensibilizantes, como por ejemplo aquellos que contienen ácido retinóico.

Depilación y perfumes: usar perfume o depilarse con cera antes de tomar sol son otros de los motivos.

Medicamentos: algunos antiparasitarios, antibióticos y ácidos son fotosensibilizantes. Lo mismo sucede con medicaciones como el diazepam, clonazepam, metotrexate, metoclopramida, amiodarona, minociclina, bleomicina y el cisplatino. Su uso durante la exposición al Sol puede producir manchas diversas. Hay quienes afirman que ingerir algunos de los analgésicos más comunes (ibuprofeno, paracetamol), también provocaría manchas. Si bien esto no es algo que se dé en forma frecuente, puede suceder en los casos de pieles muy pigmentadas que se encuentren con un tratamiento prolongado con esa medicación combinada con una sobre exposición al Sol.

Cuestiones hormonales: durante el embarazo, por ejemplo, se incrementan las posibilidades de mancharse.



¿De qué hablan las manchas?



Existen varios tipos de manchas y ante cualquier aparición es indispensable realizar la consulta con el médico dermatólogo para descartar que no estén asociadas a alguna enfermedad. Los tres tipos más comunes son los siguientes:

Melasma: son marrones y afectan el rostro principalmente. Son frecuentes en la mujer, durante el embarazo, y empeoran con la exposición solar. Los anticonceptivos también pueden ser un factor para su desarrollo. En general se dan en personas con piel oscura.

Lentigos solares: aparecen en la cara, escote y dorso de manos. Son marrones bien delimitadas. Generalmente se las ve en personas de piel clara que estuvieron muchos años al Sol sin la protección adecuada. Su tamaño es variable y se multiplican y agrandan con el tiempo, especialmente después de cada verano. Es importante estar atentas cuando cambian de aspecto, porque pueden llegar a enmascarar tumores de piel.

Hiperpigmentación postinflamatoria: estas manchas se producen en forma secundaria a un proceso inflamatorio previo. Es muy común que se desarrollen por ejemplo, en zonas donde hubo quemaduras.



Cuidados básicos



* Hay que tener muy en claro que la prevención es fundamental. Y no olvidar que en mujeres con mayor predisposición a mancharse (de piel oscura o con embarazo en curso por ejemplo), hay que extremar al máximo los cuidados usando protector solar (mínimo factor 30) todos los días, todo el año.

* Al protector hay que aplicarlo antes de salir a la calle y repetir la acción con regularidad, ya que su efecto va desapareciendo con el sudor y el roce

* ¿Un dato más? No todos los casos son iguales. Es el médico especialista el que a través de un diagnóstico previo podrá atender a cada mujer en particular.



Tratamientos 



¿Qué hacer con las manchas que quedaron del Sol? 



En primer lugar es importante la consulta con el médico dermatólogo para identificar cuál es la causa de la mancha y qué tratamiento corresponde hacer. Existen varias opciones que generalmente se combinan para obtener mejores resultados.

- Cremas despigmentantes: hay diferentes productos que actúan como despigmentantes, es decir, que aclaran la mancha. Aquí se destacan las fórmulas que contienen: hidroquinona, tretinoina, ácido kójico, ácido retinóico, ácido glicólico o mandélico, arbutina y vitamina C. Vienen en cremas o geles en diferentes concentraciones -solos o combinados-. Por lo general se aplican por la noche y durante el día se recomienda el uso de un fotoprotector. Si no existe este compromiso no se pueden asegurar resultados.

- Peeling: los peelings actúan produciendo un barrido de las capas más superficiales de la piel, de esta forma también eliminan el pigmento que allí se deposita. Generalmente se realizan tratamientos de cuatro sesiones (se hacen cada 15 días). Consiste en la utilización de diferentes sustancias químicas despigmentantes, o bien físicas (punta de diamante y cristales de aluminio) sobre el cutis. Esto elimina imperfecciones, mejora el tono y la textura de la piel.

- Luz Pulsada Intensa: es una luz intensa que se aplica sobre la piel y actúa por un mecanismo llamado fototermólisis selectiva (la luz impacta directamente en el pigmento depositado en la piel, lo fragmenta y finalmente la piel lo elimina).


- Para tener en cuenta: Se debe hacer un tratamiento interno para evitar la tendencia a mancharse, debido a problemas metabólicos, para elo es aconsejable el tratamiento dermatologico natural con homeopatía. Estos tratamientos se realizan en el período cuando la radiación solar no es tan fuerte. Recordar que evitar la exposición solar es el factor más importante no sólo para quitar la mancha sino para evitar su reaparición.



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


No hay comentarios: