sábado, 26 de septiembre de 2015

Exfoliantes para el cuidado de tu piel

5 recetas para preparar tus propios exfoliantes

Cuidarnos la piel es un proceso que debemos hacer siempre, y más aún si podemos preparar las mascarillas en casa y con productos naturales.


5 recetas para preparar tus propios exfoliantesNo es necesario ir a una peluquería para hacerte un exfoliante puedes hacerlo tú misma en casa. (Foto: Thinkstock)
Para lucir una piel saludable y hermosa no basta con humectarla, hay que incorporar a la rutina de belleza la exfoliación para eliminar las células muertas y demás impurezas. Después de los 25 años, la piel va perdiendo la capacidad de desecharlas y estas se adhieren a los poros ocasionando que nuestro rostro luzca opaco y marchito.
El Dr. Juan José Fajardo, dermatólogo de Homeoderma, nos recomienda cinco recetas para hacer nuestros propios exfoliantes y eliminar todas esas impurezas alojadas en nuestra piel.
Cualquiera de estas recetas te servirán de maravilla, eso sí, el especialista aconseja aplicar el exfoliante con la piel húmeda y con suaves movimientos circulares de abajo hacia arriba.
Debes empezar por el mentón, mejilla, nariz y luego la frente. Finalmente, retirar con agua fría para cerrar los poros y aplicar tu crema hidratante habitual. No realizar más de una vez por semana porque debilitará la piel y no queremos eso.
Toma en cuenta estas recetas para obtener una piel más tersa:
Café: El café no solo nos despierta cada mañana, también puede ser un gran aliado de la belleza, las pequeñas partículas del café molido tienen un efecto de arrastre con el que podemos exfoliar tanto la piel del rostro como del resto del cuerpo, basta mezclarlo con el gel o la crema limpiadora que tengamos en casa.
Leche en polvo y avena: Añade además un poco de maicena y ve removiendo conforme añades un poco de agua. El objetivo es que la mezcla tenga la consistencia suficiente como para poder aplicártela sin problemas.
Azúcar y limón: Dos cucharadas de azúcar y medio limón son suficientes para elaborar este exfoliante casero que, además, es especialmente refrescante.
Miel y avena: Especialmente indicado para las zonas más ásperas como los codos y las rodillas. Conviene dejarlo actuar durante un cuarto de hora aproximadamente.
Aceite de oliva y azúcar: Pon en un bol el azúcar que vayas a emplear según la zona a exfoliar y ve añadiendo aceite poco a poco, controlando la densidad de la mezcla.















Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489

1 comentario:

Mónica dijo...

Excelente post. Y mirá que curioso; el azúcar no es tan mala después de todo: tam bién leí sobre un exfoliante natural a base de azúcar y plátano; tenés que reunir un plátano maduro, agregar 3 cucharadas de azúcar granulada y un cuarto de cucharada de extracto de vainilla. Una vez tenés todos los ingredientes lpos aplastás hasta que se forme una mezcla medio viscosa, si queda muy fina no te va a servir. Aplica la mezcla sobre tu cuerpo en la ducha y comenzá a dar un masaje.