viernes, 31 de julio de 2015

ACNE cuidando la piel

noticia principal
acné cuidando la piel
Cuando el acné hace su aparición no hace ningún tipo de distinción. Es un mal frecuente en la adolescencia que también puede aparecer después de los 25 años debido a cambios hormonales o en épocas de mucho estrés.
"El acné se produce por la obstrucción de las glándulas sebáceas. Cuando el conducto de las glándulas productoras de sebo se obstruye debido a diversas causas, este se acumula en el interior y la glándula aumenta de tamaño llegando a formar granos, incluso a veces se hacen más grandes y se denominan quistes sebáceos", explica el doctor Juan José Fajardo, dermatólogo de Homeoderma.
El galeno recomienda no abusar del tratamiento farmacológico para no tener efectos adversos sobre el aparato digestivo o reproductor.
Es partidario de seguir un tratamiento natural, llevar una higiene adecuada empleando cremas limpiadoras con pH neutro y tener dieta sana.
fuente


Atte.




Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.
médico cirujano colegiado
médico Dermatólogo
médico Homeópata
CMP 23041 -  RNE 9489



domingo, 5 de julio de 2015

Psoriasis vinculado con enfermedad renal

Un estudio vincula la psoriasis con la enfermedad renal crónica 

Una investigación propone un seguimiento más estrecho de los problemas renales en pacientes con al menos un 3% de superficie corporal con psoriasis. Los pacientes con psoriasis severa tienen mayor riesgo de enfermedad renal. Este riesgo renal crónico atribuible a la psoriasis crece con la edad. EUROPA PRESS. 17.10.2013



La psoriasis es una enfermedad inflamatoria común crónica de la piel  que afecta a entre el 2 y el 4% de la población general. La evidencia creciente sugiere que la psoriasis se asocia con la diabetes y la enfermedad cardiaca independiente de los factores de riesgo tradicionales y algunos médicos creen que la psoriasis también puede estar asociada con enfermedad renal, pero hasta el momento, los estudios han sido resultados contradictorios. 
La psoriasis en la piel afecta a entre el 2 y el 4% de la población. Ahora, una nueva investigación que publica British Medical Journal, apunta la necesidad de realizar un seguimiento más estrecho de los problemas renales en pacientes con un 3% o más de su superficie corporal afectada por psoriasis para ayudar a detectar y tratar los primeros signos. El trabajo sugiere considerar cuidadosamente los medicamentos que pueden causar enfermedad renal en esta población de pacientes en situación de riesgo. 
Un equipo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos) comparó el riesgo de enfermedad renal crónica en pacientes con y sin psoriasis. Usando una base de datos de Reino Unido de registros médicos electrónicos (FINA) de atención primaria, se identificaron 143.883 pacientes de 18 a 90 años con psoriasis, que se compararon con 689.702 pacientes sin psoriasis que actuaron como controles. Luego, el equipo analizó la forma en que muchos de estos pacientes habían recibido un diagnóstico de enfermedad renal crónica en base a las pruebas estándar entre 2003 y 2010, además de tener en cuenta los factores de riesgo conocidos para la enfermedad renal crónica, como edad, sexo, presencia de diabetes, presión arterial alta, niveles altos de colesterol y el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE). 
La psoriasis ya se asocia con la diabetes y la enfermedad cardiaca. Los investigadores encontraron que los pacientes con psoriasis, especialmente aquellos con enfermedad severa, estaban en mayor riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica entre moderada y avanzada (estadio 3-5 ) en comparación con el grupo control. Por otra parte, las personas con psoriasis severa registraron casi el doble de probabilidades de desarrollar la enfermedad renal crónica y fueron más de cuatro veces más propensos a desarrollar enfermedad renal terminal que requiere diálisis. Después de ajustar por factores de riesgo conocidos, la psoriasis severa seguía siendo un factor de riesgo independiente para la enfermedad renal crónica y enfermedad renal terminal que requiere diálisis. Un nuevo análisis de 8.731 pacientes con psoriasis con mediciones de superficie corporal afectada emparejados con 87.310 pacientes sin psoriasis mostró resultados similares: un mayor riesgo de enfermedad renal crónica en pacientes con enfermedad moderada y grave. 
La psoriasis se define como enfermedad leve cuando afecta al 2% o menos del área de superficie corporal; moderada cuando la enfermedad se dispersa por entre el 3 y el 10% de superficie del cuerpo y severa cuando la patología se extiende a más del 10% de la superficie corporal. Los resultados combinados indican que, a pesar de que no se observa ninguna asociación en pacientes con enfermedad realmente leve, se identifican vinculaciones en la psoriasis moderada y grave, que se estima que afecta a más del 20% de los pacientes en todo el mundo, según los autores. También señalan que el riesgo absoluto de enfermedad renal crónica atribuible a la psoriasis aumenta con la edad.

fuente

Atte.

HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología


Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489



Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:



Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

jueves, 2 de julio de 2015

HERPES lo que debes saber

H E R P E S 

¿Qué es?

Herpes es un término general para identificar a dos infecciones virales que pueden afectar el área alrededor de la boca (herpes oral, también conocido como llagas herpéticas) o el área alrededor de los genitales (herpes genital). 

Hasta no hace mucho tiempo atrás se creía que el herpes oral era causado por el virus herpes simplex tipo 1 (VHS-1), mientras que el herpes genital era causado por el virus herpes simplex tipo 2 (VHS-2). Ahora se sabe que ambos virus pueden causar lesiones o llagas en ambas áreas. Tal como el VHS-1 puede causar lesiones genitales, el VHS-2 también puede causar lesiones orales. Si bien el VHS-1 y el VHS-2 son virus diferentes, son bastante parecidos y se tratan de manera similar.

El herpes no tiene cura. Una vez que alguien se infecta con cualquiera de los virus, éste permanece en el cuerpo.

Ambos herpes simples, 1 y 2, viven en las células nerviosas, generalmente debajo de la piel. Ninguno de los dos está siempre activo. A menudo se mantienen latentes o inactivos en estas células, a veces por muchos años o de por vida. Esto se llama "latencia". Por razones que los investigadores aún no comprenden, el virus se puede activar y causar síntomas, que incluyen llagas (aftas) alrededor de la boca o cerca de los genitales. Esto se llama "reactivación." Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer, lo que se conoce como "brotes" herpéticos o episodios de reactivación. Durante los brotes, el virus se activa y provoca una cadena de eventos que conducen a la formación de un grupo de protuberancias. Estas protuberancias se rompen, luego se curan y desaparecen por un período de tiempo indefinido.

Aproximadamente, el 70% de los adultos que viven en los Estados Unidos están infectados con uno o ambos virus. El 75 por ciento de las personas con VIH están infectadas con VHS-2 y el 95 por ciento están infectadas con uno o ambos virus. El VHS-1 se transmite a través del contacto directo con el área infectada, usualmente durante un brote herpético de la enfermedad. Besar y actividades de sexo oral pueden diseminar el VHS-1. Actividades sexuales más profundas, incluyendo la penetración vaginal o anal, son las rutas principales de transmisión del VHS-2.

Cualquiera que esté infectado, con alguno de estos virus, puede experimentar brotes herpéticos. En las personas que tienen el sistema inmunológico sano, el brote herpético dura habitualmente unas pocas semanas. En las personas con el sistema inmunológico debilitado, incluyendo aquellas con el VIH y SIDA, las llagas pueden durar más de un mes. Los brotes herpéticos severos pueden ser increíblemente dolorosos. En un número pequeño de casos, el herpes puede diseminarse a otros órganos, incluyendo los ojos, la garganta, los pulmones y el cerebro.

¿Cuáles son los síntomas del herpes?

Los síntomas del herpes dependen del sitio donde se desarrolle la enfermedad:
  • Herpes oral (aftas): Llagas alrededor de la boca y los orificios nasales. Pueden causar picazón o dolor.




  • Herpes genital: En los hombres causa llagas en el pene y en las mujeres cerca de la vagina. El herpes genital también puede causar llagas cerca del ano, incluyendo el área entre el ano y los genitales (perineo). Algunas veces, el herpes genital puede causar dolor al orinar o defecar.




¿Cómo se diagnostica?

El herpes anal y oral son enfermedades bien conocidas, los médicos dermatólogos reconocen al herpes a simple vista. Por lo que ambos tipos de herpes se pueden diagnosticar con frecuencia simplemente a través de la examinación de las llagas, y luego recibir tratamiento.

Cuando existe alguna duda, se realizan pruebas de laboratorio. Si se encuentra virus en la muestra, se confirma el diagnóstico. 


¿Cuál es el tratamiento?

El herpes no tiene cura. Una vez que cualquiera de los dos virus entra al cuerpo y se instala dentro de las células nerviosas, no puede ser eliminado. Sin embargo, las llagas herpéticas se pueden tratar. El tratamiento pude acelerar el proceso de curación, reducir el dolor y retrasar o prevenir brotes recurrentes. Habitualmente, el tratamiento se utiliza sólo durante el brote. Esto se llama "terapia episódica." En las personas con el sistema inmunológico debilitado, los brotes pueden ser muy frecuentes y podrían requerir de un tratamiento a largo plazo para prevenir las recurrencias. Esto se llama "terapia supresiva."

Hay cuatro terapias disponibles para el tratamiento del herpes:
  • Acyclovir (Zovirax): Acyclovir ha sido estudiado y usado durante muchos años como tratamiento para el herpes oral y genital. Ha sido específicamente estudiado en personas con VIH y herpes; y ha mostrado ser seguro y efectivo. Acyclovir está disponible en cremas tópicas, pastillas y en formulación intravenosa. La mayoría de los expertos acuerdan que la crema no es muy efectiva y que las pastillas son mejores para los brotes leves a moderados, o para la terapia supresiva a largo plazo. Acyclovir intravenoso se usa para tratar los brotes severos o para los episodios en que los órganos internos están afectados (especialmente, la infección del VHS en el sistema nervioso central). La dosis oral usada para tratar los brotes es de 400 mg tres a cuatro veces al día, generalmente por 7 a 10 días. Esta dosis se puede duplicar si las llagas herpéticas no responden al tratamiento. Tomar 400 mg del medicamento tres veces al día ó 800 mg del medicamento dos veces por día, por períodos más prolongados de tiempo, podría prevenir las reactivaciones de los brotes. Pero por lo general, esto se recomienda sólo en pacientes que tienen historia de reactivaciones frecuentes. A las personas que reciben acyclovir intravenoso se le debería controlar la función renal al menos una vez por semana durante el tratamiento intravenoso.
  • Valacyclovir (Valtrex): Valacyclovir es una "pro-droga" de acyclovir y ha sido específicamente aprobada para el tratamiento del herpes en las personas VIH positivas. A diferencia de acyclovir, valacyclovir necesita ser procesado en el cuerpo antes de que su ingrediente activo (acyclovir) pueda comenzar a controlar la enfermedad. Esto hace que cantidades mayores de acyclovir permanezcan en el cuerpo, permitiendo de este modo una menor dosis oral (por boca). Para brotes herpéticos leves a moderados, valacyclovir se toma por boca solamente una vez al día (1000 mg todos los días). Para la terapia episódica, valacyclovir se toma durante 7 a 10 días. Sin embargo, el medicamento se puede tomar todos los días por un tiempo más prolongado, utilizando la mitad de la dosis que se necesita para tratar los brotes (500 mg todos los días). Tal como ocurre con acyclovir, valacyclovir raramente causa efectos secundarios.
  • Famciclovir (Famvir): Famciclovir es la forma en pastilla del medicamento en crema tópica llamado penciclovir (Denavir). Habitualmente, se toma por boca 500 mg del medicamento durante 7 a 10 días. La dosis de 250 mg diarios que se toma por períodos más prolongados de tiempo, se considera segura y efectiva como terapia preventiva para las reactivaciones de los brotes herpéticos.
  • Trifluridine (Viroptic): Trifluridine en gotas se usa para el tratamiento de la infección del VHS en los ojos. Se coloca una gota en el ojo afectado, cada dos horas, durante 21 días. No se puede usar para tratar o prevenir la enfermedad del VHS en otras partes del cuerpo.
En algunos casos, los brotes herpéticos no responden a acyclovir, valacyclovir, o famciclovir, probablemente debido al desarrollo de formas del VHS-1 y VHS-2 resistentes a los medicamentos. Se ha visto que los pacientes VIH positivos con un sistema inmunológico debilitado (habitualmente con un recuento de células T menor a 100), que han recibido acyclovir a largo plazo para el tratamiento y prevención de las reactivaciones de los brotes herpéticos, desarrollan resistencia a los medicamentos para el herpes. Debido a que acyclovir es similar a ambos, valacyclovir y famciclovir, el simple hecho de cambiar a cualquiera de estos dos medicamentos generalmente no es efectivo.
Actualmente, foscarnet (Foscavir) es el tratamiento más común para la resistencia herpética a acyclovir. El medicamento se suministra por vía intravenosa (IV), usualmente tres veces al día, a menudo en un medio hospitalario o bajo la estrecha supervisión de una enfermera a domicilio.
Las personas que tienen aumentos significativos en su recuento de CD4 debido a la terapia antirretroviral, a veces tienen menos brotes herpéticos y los brotes se resuelven más rápidamente, sin embargo la eliminación viral ("shedding") puede continuar.

Algunos consejos saludables:
  • Durante los brotes es importante mantener las llagas y el área alrededor de las mismas lo más secas y limpias posibles. Esto ayudará al proceso de curación natural. Algunos doctores recomiendan duchas tibias para la limpieza del área infectada. Luego, secar suavemente con una toalla o con un secador de cabello a temperatura baja o fría. Para prevenir costras, algunas personas evitan el uso de ropa interior muy ajustada. La mayoría de las cremas y lociones no ayudan y hasta podrían irritar el área.
  • Los aminoácidos lisina y arginina han mostrado jugar un papel en los brotes herpéticos. De acuerdo con algunas nuevas investigaciones, la lisina puede ayudar a controlar los brotes herpéticos. Por otro lado, la arginina puede empeorar los brotes. En consecuencia, los alimentos que son ricos en lisina, y pobres en contenido de arginina, podrían ayudar al control de ambos herpes, genital y oral. El pescado, el pollo, la carne de res, el cordero, el queso, la leche, los frijoles, la levadura de cerveza, un tipo de brotes de habas orientales (mung bean sprouts) y la mayoría de las frutas y vegetales, tienen más lisina que arginina, con excepción de las arvejas. La gelatina, el chocolate, la algarroba, el coco, la avena, la harina blanca y la de salvado, el maní o cacahuate, los brotes de soja y el germen de trigo tienen más arginina que lisina.
¿Se puede prevenir el herpes?
Actualmente se están estudiando vacunas para prevenir las infecciones con herpes, y se espera que exista una vacuna disponible en tres a cuatro años. Las vacunas solamente funcionarán para prevenir el contagio de la infección, pero no podrán controlar los brotes en pacientes que ya estén infectados.
Como se ha comentado en la sección anterior sobre tratamientos, los brotes herpéticos se pueden prevenir usando la terapia con acyclovir, valacyclovir o famciclovir a largo plazo. Sin embargo, la terapia a largo plazo, usualmente, se reserva sólo para pacientes que tienen historia de reactivaciones frecuentes.
¿Hay algún tratamiento en desarrollo para el herpes?
Algunos investigadores están estudiando terapias nuevas para el tratamiento del herpes, incluyendo foscarnet en crema para uso tópico y el medicamento anti CMV en gel para uso tópico, cidofovir. Otro medicamento de uso tópico que está en estudio para el herpes oral y genital es trifluridine, medicamento ya aprobado para el tratamiento de la infección herpética de los ojos.
fuente

......................................................................................................................................................

Atte.