viernes, 25 de diciembre de 2015

dermo estetica natural para Piel sana suave y sin acné

Mascarillas de Hierbas para una piel suave




Las mascarillas naturales salud a la piel.
Las mascarillas naturales le devolverán el brillo a la piel.

Si desea que su piel luzca radiante, joven, sin celulitis, manchas y acné debe probar las mascarillas de  hierbas naturales que le darán ese aspecto que tanto desea.
Las arrugas son la consecuencia natural del envejecimiento de la piel, aunque hay ciertos factores como el tabaco y la exposición al sol que producen arrugas en forma prematura. Para minimizar el desarrollo de arrugas.
Puede tomar suplementos naturales y además usar de forma diaria protector solar, para evitar que los rayos solares puedan provocar manchas y el fotoenvejecimiento prematuro.

El acné puede verse como puntos inflamados que pueden ser dolorosos y vergonzosos. 
Manzanilla, llantén y achiote se pueden usar para terapia el acné. Puede hacer una pasta de cada uno, colocarse una vez a la semana.



Consejos
Use sombrero o sombrilla para evitar que los rayos del sol dañen la piel.

Si desea tener una piel en óptimas condiciones debe limpiarla diariamente: al levantarse por la mañana y antes de irse a dormir. 
Además debe usar una crema hidratante. Usar protector solar de forma diaria y reaplicarse tres veces al día.
Siga algún tratamiento semanal, como peelings y mascarillas, y otros mensuales como pueden ser peelings en más profundidad o limpiezas de cutis.




jueves, 24 de diciembre de 2015

Manchas en el Rostro después del Verano

Melanosis Facial


Melanosis es el nombre que se les da a las manchas oscuras en la piel, muchas veces aparecen o empeoran después de la exposición solar durante las vacaciones. Se producen por el depósito de un pigmento llamado melanina en el espesor cutáneo, que hace que se altere la coloración en determinadas zonas como la cara, el escote y en las manos. Muchas mujeres se ven afectadas por esto. Hay que saber que no sólo es el Sol la única causa de esta problemática cutánea.

Las manchas cutáneas son planas de color marrón-negro que pueden aparecer en áreas de la piel expuestas al Sol y pueden tener que ver con con problemas metabólicos internos como con el hígado o con la actividad hepática.
Las manchas cutáneas son muy comunes después de los 40 años de edad y ocurren más a menudo en las siguientes áreas: el dorso de las manos, la cara, los antebrazos, la frente y los hombros.



Prueba y examen


La visita al médico dermatólogo es lo indicado. Él diagnosticará la afección por la apariencia de la piel, especialmente si usted tiene más de 40 años de edad y ha tenido mucha exposición al Sol.



Otros motivos



La edad: cuanto más grandes somos, más posibilidades tenemos de que aparezcan manchas en la piel (que pueden ser oscuras -hiperpigmentación-, o claras -despigmentación-). Sobre todo salen en el rostro, cuello, tórax y manos

Algunos cosméticos: hay fórmulas que están hechas con componentes de baja calidad, alcohol o colorantes con preparaciones de mercurio, que pueden manchar la piel. También son propensos los cosméticos fotosensibilizantes, como por ejemplo aquellos que contienen ácido retinóico.

Depilación y perfumes: usar perfume o depilarse con cera antes de tomar sol son otros de los motivos.

Medicamentos: algunos antiparasitarios, antibióticos y ácidos son fotosensibilizantes. Lo mismo sucede con medicaciones como el diazepam, clonazepam, metotrexate, metoclopramida, amiodarona, minociclina, bleomicina y el cisplatino. Su uso durante la exposición al Sol puede producir manchas diversas. Hay quienes afirman que ingerir algunos de los analgésicos más comunes (ibuprofeno, paracetamol), también provocaría manchas. Si bien esto no es algo que se dé en forma frecuente, puede suceder en los casos de pieles muy pigmentadas que se encuentren con un tratamiento prolongado con esa medicación combinada con una sobre exposición al Sol.

Cuestiones hormonales: durante el embarazo, por ejemplo, se incrementan las posibilidades de mancharse.



¿De qué hablan las manchas?



Existen varios tipos de manchas y ante cualquier aparición es indispensable realizar la consulta con el médico dermatólogo para descartar que no estén asociadas a alguna enfermedad. Los tres tipos más comunes son los siguientes:

Melasma: son marrones y afectan el rostro principalmente. Son frecuentes en la mujer, durante el embarazo, y empeoran con la exposición solar. Los anticonceptivos también pueden ser un factor para su desarrollo. En general se dan en personas con piel oscura.

Lentigos solares: aparecen en la cara, escote y dorso de manos. Son marrones bien delimitadas. Generalmente se las ve en personas de piel clara que estuvieron muchos años al Sol sin la protección adecuada. Su tamaño es variable y se multiplican y agrandan con el tiempo, especialmente después de cada verano. Es importante estar atentas cuando cambian de aspecto, porque pueden llegar a enmascarar tumores de piel.

Hiperpigmentación postinflamatoria: estas manchas se producen en forma secundaria a un proceso inflamatorio previo. Es muy común que se desarrollen por ejemplo, en zonas donde hubo quemaduras.



Cuidados básicos



* Hay que tener muy en claro que la prevención es fundamental. Y no olvidar que en mujeres con mayor predisposición a mancharse (de piel oscura o con embarazo en curso por ejemplo), hay que extremar al máximo los cuidados usando protector solar (mínimo factor 30) todos los días, todo el año.

* Al protector hay que aplicarlo antes de salir a la calle y repetir la acción con regularidad, ya que su efecto va desapareciendo con el sudor y el roce

* ¿Un dato más? No todos los casos son iguales. Es el médico especialista el que a través de un diagnóstico previo podrá atender a cada mujer en particular.



Tratamientos 



¿Qué hacer con las manchas que quedaron del Sol? 



En primer lugar es importante la consulta con el médico dermatólogo para identificar cuál es la causa de la mancha y qué tratamiento corresponde hacer. Existen varias opciones que generalmente se combinan para obtener mejores resultados.

- Cremas despigmentantes: hay diferentes productos que actúan como despigmentantes, es decir, que aclaran la mancha. Aquí se destacan las fórmulas que contienen: hidroquinona, tretinoina, ácido kójico, ácido retinóico, ácido glicólico o mandélico, arbutina y vitamina C. Vienen en cremas o geles en diferentes concentraciones -solos o combinados-. Por lo general se aplican por la noche y durante el día se recomienda el uso de un fotoprotector. Si no existe este compromiso no se pueden asegurar resultados.

- Peeling: los peelings actúan produciendo un barrido de las capas más superficiales de la piel, de esta forma también eliminan el pigmento que allí se deposita. Generalmente se realizan tratamientos de cuatro sesiones (se hacen cada 15 días). Consiste en la utilización de diferentes sustancias químicas despigmentantes, o bien físicas (punta de diamante y cristales de aluminio) sobre el cutis. Esto elimina imperfecciones, mejora el tono y la textura de la piel.

- Luz Pulsada Intensa: es una luz intensa que se aplica sobre la piel y actúa por un mecanismo llamado fototermólisis selectiva (la luz impacta directamente en el pigmento depositado en la piel, lo fragmenta y finalmente la piel lo elimina).


- Para tener en cuenta: Se debe hacer un tratamiento interno para evitar la tendencia a mancharse, debido a problemas metabólicos, para elo es aconsejable el tratamiento dermatologico natural con homeopatía. Estos tratamientos se realizan en el período cuando la radiación solar no es tan fuerte. Recordar que evitar la exposición solar es el factor más importante no sólo para quitar la mancha sino para evitar su reaparición.



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


Dermatitis Atópica

Dermatitis atópica por cambios de temperatura

dermatitis alergica niños



Ante la cercanía de los cambios de temperatura que regularmente se registran en Verano aumenta la demanda de consultas para niños con cuadro de dermatitis atópica.
Estos padecimientos son por demás comunes en menores de edad, por lo que una vez diagnosticados reciben tratamiento con medicamentos y medidas de higiene como el uso de jabón neutro y ropa de algodón, con el objetivo de evitar mayores molestias en la piel de los niños.
Durante el primer año de vida, la enfermedad se presenta en 60% de los niños con erupciones en la cara, asociada con dermatitis seborréica en cuero cabelludo. También se presentan ronchas y comezón atrás de las rodillas, en antebrazos, ingles, axilas y entre los dedos de manos y pies.
La dermatitis atópica también puede estar relacionada con pacientes con antecedentes de Rinitis alérgica, Asma bronquial, enfermedad de fiebre del heno o cuyos padres tienen diagnóstico de síndrome metabólico, diabetes o problemas de hipotiroidismo.







Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:


Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

Psoriasis tratamiento


PSORIASIS








 La psoriasis es la enfermedad autoinmune más común y ocurre cuando el sistema inmunológico manda señales equivocadas que hacen acelerar el proceso de renovación celular de la piel.

Normalmente, cuando se realiza la renovación de células de la piel, la persona no nota los cambios pues este proceso dura casi un mes, pero cuando hay psoriasis los cambios de las células de la piel son acelerados- en cuestión de días- por lo que este asunto se vuelve evidente e incómodo, ya que las células renovadas suben a la superficie y se acumulan formando capas gruesas y descamación.

Cualquier parte del cuerpo puede ser afectada pero es más frecuente que se presente en los codos, la parte baja de la espalda, las plantas de los pies o las palmas de las manos, las unas y hasta el cuero cabelludo, las rodillas y otras partes de las piernas.

Se cree que las personas con psoriasis pueden tener una predisposición genética o que su enfermedad se puede desencadenar debido a factores ambientales, stress, infecciones por ciertos virus y bacterias o las reacciones a determinados medicamentos.

La psoriasis es una enfermedad no contagiosa que puede llegar a afectar a cualquier persona, especialmente a adultos  pero  se ha podido establecer que la enfermedad puede afectar a hombres y mujeres de igual forma. De hecho, el 70% de las personas que la padecen afirman que la condición las hace sentir acomplejados y apenados sobre las lesiones visibles que la piel con Psoriasis presenta. De otro lado, un 30%  de las personas con psoriasis desarrollan psoriasis artrítica, la cual causa dolor, hinchazón y endurecimiento en las articulaciones.

El tratamiento convencional no cura la psoriasis, su objetivo es control. No es fácil diagnosticarla para ojos no entrenados, ya que los síntomas son similares a otras enfermedades de la piel, pero el dermatólogo la puede diferenciar, y hacer el diagnostico y plantear un tratamiento según la gravedad de la enfermedad, el tamaño de las placas, el tipo de psoriasis.
Los tratamientos convencionales o clásicos pueden ser cremas, que se aplican directamente sobre la piel para ayudar a reducir la inflamación, reducir la actividad del sistema inmunológico, ayudar a descamar y suavizar la piel. Aunque hay otros tratamientos como la fototerapia, en la que se utiliza luz ultravioleta natural y artificial, tratamientos sistémicos en los que se usan inyecciones con antibióticos y terapia combinada, en la que se usan tratamientos tópicos, fototerapia y tratamientos sistémicos. Todo con el objetivo de controlar la enfermedad pero puede verse casos de recidiva y rebote, por ello se puede optar por un tratamiento natural e integral de tipo complementario o alternativo. 
..................................


Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489



Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:


Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

viernes, 11 de diciembre de 2015

TRATAMIENTO DE CAIDA DE CABELLO | MESOTERAPIA y Terapia HOMEOPATICA

MESOTERAPIA y HOMEOPATIA en TRATAMIENTO DE LA CAÍDA DEL CABELLO



La caída del cabello puede estar influenciada por diferentes factores: genética, hábitos tóxicos, ritmo de vida (estrés laboral y emocional), hábitos higiénicos, dietas de adelgazamiento, determinadas enfermedades y sus tratamientos (p.e cáncer, quimioterapia, radioterapia, etc), infecciones crónicas, estados carenciales de vitaminas y minerales, determinados fármacos, etc. Todos estos factores pueden debilitar el cabello y hacer que este termine cayéndose, con la consiguiente merma estética que tanto hombres como mujeres sufren en su imagen. Pero si se hace un tratamiento sencillo puede recuperar el cabello perdido. La clave es hacer el tratamiento a tiempo.



Con la mesoterapia capilar conseguimos en un primer momento progresivamente frenar la caída del cabello, y en un segundo momento recuperar cabello,  nutriendo y estimulando desde dentro los folículos pilosos. Para ello hacemos múltiples micropunciones en todo el cuero cabelludo (principalmente en zona frontal, coronal y pariental) y dejando pequeños depósitos de los productos homeopaticos que estimemos más conveniente en el caso de cada paciente (los productos homeopaticos son no producen alergias ni efectos adversos). El pelo débil y quebradizo va mejorando en calidad, grosor y fortaleza.

En el TRATAMIENTO DE CAIDA DE CABELLO con MESOTERAPIA  duración de cada sesión de tratamiento es de unos 15 minutos, a razón de una sesión cada  7 días (durante 3 meses) y posteriormente , como mantenimiento, una sesión cada mes (durante los 3-6 meses posteriores). Las sesiones son confortables para el paciente: la molestia es mínima. Se aplica adicionalemente ozono en el cuero cabelludo como complemento. Inmediatamente después de hacer la sesión el paciente puede incorporarse a su vida familiar, laboral o social sin ningún tipo de molestia.

Además de las sesiones con mesoterapia se realiza un tratamiento dermatologico homeopatico interno para lo que se requiere una consulta medica especializada y además se  aconseja realizar de sesiones intercaladas de PRP (cada 4 semanas) con material autólogo aportado por el propio paciente. Esta novedosa técnica, indicada también para el rejuvenecimiento estético del rostro, el escote y las manos, ha mostrado tener unos excelentes resultados como tratamiento restitutivo.



INDICACIONES: Pelo pobre, sin vida, quebradizo. Alopecia androgenética masculina y femenina en los primeros estadios. Otros tipos de alopecias no androgenéticas como aquellas debidas a deficiencias minerales o vitamínicas, por regímenes alimentarios, alopecias postarto, por toma de medicamentos, etc.

CONTRAINDICACIONES: Tricotilomanía con trastornos psicológicos importantes. Embarazo o lactancia. Expectativas poco realistas.

domingo, 18 de octubre de 2015

Dermatitis atopica o Alergica


Niño atópico o Alérgico



Esta enfermedad crónica de la piel es cada vez más frecuente. 
La dermatitis atópica se manifiesta en la primer infancia 
Requiere un tratamiento personalizado, en el que es importante el cuidado y la higiene de la piel. La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel, de evolución por brotes, que provoca una alteración inflamatoria de la piel y que afecta a la calidad de vida de los pacientes y de su familia, sobre todo los padres.




Afecta a todas las razas y es cada vez más frecuente, sobre todo en los países industrializados. En los años 60, afectaba a un 2 ó 3% de los niños escolarizados, en los años 80 de un 9 a 12%, y a partir de la década de los 90 del 12 a 15%. En el momento actual -según estudios recientes- afecta ya a entre un 20 y 25% de los niños, dándose sobre todo en las grandes ciudades y en niños de clase media y de clase alta. Se calcula que suponen un 25% de las consultas de dermatología.



Sus manifestaciones comienzan habitualmente en la primera infancia, se alternan brotes de actividad e inactividad y suele ir mejorando con la edad. Aproximadamente del 70 al 80% de los pacientes ya no tienen brotes a partir de la pubertad.

Las lesiones pueden aparecer en cualquier parte de la piel. Son niños de piel seca e irritable, y las lesiones son placas rojas, escamosas y como característica importante se acompaña de picor, la mayoría de los casos de picor intenso que hace que sean niños irritables, que lloran, inquietos, con trastornos en el sueño, etc., afectando a la calidad de vida del niño atópico y de su entorno. El niño se rasca y a veces sobreviene la infección de las lesiones que hay que controlar.

Es una enfermedad de la piel que se puede acompañar de rinoconjuntivitis y asma, lo que se conoce por «triada atópica».

Es una enfermedad que les afecta a la calidad de vida, por lo que es muy importante ya en la primera visita explicar bien a los padres lo que es esta enfermedad. Va a ser muy importante la colaboración padres y dermatólogo. Es importante abordar esta enfermedad desde la vertiente clínica, pero también desde el impacto social y la afectación en la calidad de vida desde un punto de vista multidisciplinario para hacer un tratamiento individualizado. Será muy importante explicarles a los padres que es una enfermedad multifactorial, donde la genética (predisposición familiar) es muy importante. Pero en la causa de la enfermedad también intervienen otros factores además de la genética: factores inmunológicos, factores infecciosos y factores externos como alimentos, neumoalérgenos y psicosomáticos.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se realiza por el dermatólogo a través de la historia clínica, exploración de las lesiones, etc. Es una enfermedad bien conocida por los dermatólogos, que ven con frecuencia y que no suele suponer ningún reto su diagnóstico. Si existen otras manifestaciones como rinitis, asma, etc. el dermatólogo solicitará análisis de sangre, pruebas alérgicas, etc. y la colaboración necesaria con otros especialistas.

En el tratamiento y prevención de la dermatitis atópica va a ser muy importante el cuidado y la higiene de la piel de estos pacientes.

Por vía tópica se suelen emplear los corticoides, sobre todo no fluorados, y los inmunomoduladores, tanto el tacrolimus como el pimecrolimus. También los antihistamínicos, etc. Cada atópico es «un mundo» por lo que es importante realizar un tratamiento personalizado, y será el dermatólogo el que decida en cada paciente el tratamiento adecuado.
También existe la posibilidad de tratamientos alternativos como la homeopatía y medicina natural.

Es muy importante un buen y continuo seguimiento del paciente por el dermatólogo y los padres deben ser cuidadosos y constantes en el tratamiento, consultando cualquier duda.


...................................................................................................

HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


HOMEOPATIA el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


NUTRICION Salud Energía :



DERMATOLOGIA, tratamientos y cuidados de la piel:


sábado, 26 de septiembre de 2015

Manchas en la piel y como tratarlas

A cada mancha, su tratamiento

  • Tratamientos de las Manchas de la Piel



Las manchas en la piel son el resultado de la diferente distribución de la melanina –el pigmento que nos permite protegernos de los rayos solares– y las células que la producen, los melanocitos.
Hay que tener cuidado con las manchas que aparecen o empeoran con el sol, ya que una nueva exposición agravará o hará que reaparezca el problema. 

«De especial dificultad es el tratamiento del melasma, pues tiene influencia hormonal y una sensibilidad al sol extrema. Por tanto el tratamiento tiene que ser continuado y prolongado todo el año. Es posible conseguir un blanqueamiento total, pero la hiperpigmentación puede volver a reaparecer», explica el doctor Vicente Alonso, de la Academia Española de Dermatología.


¿Por qué tenemos más manchas tras el verano?

Los fotoprotectores no nos protegen un 100% de las radiaciones UV, y por tanto a pesar de usarlos, siempre hay estimulación en la producción de melanina y se acentúan las manchas. Por eso hay que tener otras cuestiones en cuenta, como evitar la exposición en horas centrales del día y el uso de ropa protectora (gorros, camiseta, sobrillas …) para minimizar los efectos nocivos del sol sobre nuestra piel.

Por supuesto existen determinados problemas, como el melasma, que no sólo deben ser tratados con fotoprotección en verano, porque pueden agravarse también con exposiciones solares en otra época del año. Además la exposición prolongada al sol no sólo produce manchas sino también envejecimiento prematuro de la piel, que se llena de arrugas y irregularidades, y lo que es más grave, inducir al cáncer de piel. De hecho este ha aumentado un 102% desde el año 2000. La importancia radica en un diagnóstico a tiempo, así cualquier mancha nueva o cambio en un lunar debe ser consultado a un dermatólogo, al que deberíamos acudir con regularidad para control.

Por ello, para eliminarlas primero debemos saber de qué tipo de menacha se trata, ya que un tratamiento no adecuado puede empeorar el problema.

Tipos de manchas

Efélides o pecas: acumulaciones de pigmento de coloración parduzca, redondeadas y no uniformes que se localizan más frecuentemente en zonas fotoexpuestas como cara cuello y brazos en personas de piel blanca, intensificándose con la exposición solar, siendo por tanto más visibles en verano.
Nevus o lunares: acumulaciones de mayor número de melanocitos afectando a las diferentes estructuras de la piel. Por tanto tendremos diferentes tipos de lunares en función de sus características. Resulta especialmente importante el control por parte del dematólogo de los lunares, sobre todo aquellos con ciertas características como son la asimetría, los cambios de coloración, la coloración no uniforme, los bordes irregulares y el crecimiento o cambios recientes.
Melanoma: tumor maligno de la piel que puede confundirse con un lunar. Tiene aspecto de mancha pigmentada, de crecimiento asimétrico, de bordes imprecisos-irregulares y coloración intensamente pigmentada con zonas que lo están menos o incluso con tonalidades azuladas. Tiene un crecimiento progresivo.
Léntigos simples y solares: pequeñas manchas de coloración parduzca que aparecen en cualquier zona del cuerpo y que a diferencia de las pecas no cambian de color con la exposición solar.
Melasma: manchas de color marrón claro o intenso que aparecen casi exclusivamente en mujeres y que se producen o agravan en el embarazo (cloasma), la toma de anticonceptivos o la menopausia. Suelen aparecer en cara, frente, mejillas y generalmente a partir de los 30 años.
Vitíligo: manchas intensamente blanquecinas bien delimitadas, de distribución simétrica con predilección por las piernas y alrededor de ojos, nariz y boca. Parece tener un origen autoinmune y se relaciona en ocasiones con problemas tiroideos.
Otras manchas: rojas (origen vascular) o marrones como las manchas café con leche, de formas y tamaños variados.

Los tratamientos

Entre los tratamientos disponibles encontramos las cremas y peelings despigmentantes, y el uso controlado por dermatólogos de determinados láseres y fuentes de luz. «Generalmente el tratamiento es complejo y requiere de tratamientos combinados. En este sentido remarcar que no es valido 'cualquier' peeling o laser, ya que muchos pueden ser contraproducentes.

Cosmético: existen multitud de agentes despigmentantes que pueden mejorar el aspecto de las manchas y que deben individualizarse en función del problema y el tipo de piel. Entre otras, podemos destacar la hidroquinona y sus derivados, el ácido retinoico, el retinol, el ácido kójico, ácido azelaico, vitamina C, etc. En muchos casos necesitaremos complementar el tratamiento con peelings o fuentes de luz (luz pulsada).

Peelings: los peelings despigmentantes deben ser realizados por dermatólogos con experiencia, ya que no vale cualquier tipo de peeling y un mal uso puede agravar o hacer aparecer nuevas manchas. En general, en los peelings despigmentantes se usan alfa y beta hidroxiácidos (glicolico, salicílico, pirúvico…) junto con sustancias despigmentantes (hidroquinona, acido retinoico, kojico, vitamina C, …) en diferentes combinaciones y concentraciones en función del efecto deseado y el tipo de mancha.

«El tratamiento siempre debe ir acompañado con una buena preparación cutánea y un protocolo estricto después del mismo, que habitualmente incluye estricta y alta protección solar durante varios días o semanas. La investigación en peelings incluye el desarrollo y aplicación de nuevas sustancias despigmentantes, y sobre todo, nuevas formas de hacer penetrar los activos en la piel sin necesitad de que esta se "irrite" tanto. Es decir, estimular la renovación celular –condición intrínseca al peeling- sin necesidad de ser agresivos»

Láseres: la luz pulsada y los láseres Q-Switched han sido el mejor tratamiento para las manchas tipo léntigo, y siguen siéndolo, ya que siguen apareciendo nuevos y mejores dispositivos laser, incluyendo los fraccionales. Por otra parte, aunque clásicamente han estado contraindicados en las manchas hormonales tipo melasma, determinados protocolos aplicados por dermatólogos pueden ser válidos para casos muy concretos.




HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología











Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489

Exfoliantes para el cuidado de tu piel

5 recetas para preparar tus propios exfoliantes

Cuidarnos la piel es un proceso que debemos hacer siempre, y más aún si podemos preparar las mascarillas en casa y con productos naturales.


5 recetas para preparar tus propios exfoliantesNo es necesario ir a una peluquería para hacerte un exfoliante puedes hacerlo tú misma en casa. (Foto: Thinkstock)
Para lucir una piel saludable y hermosa no basta con humectarla, hay que incorporar a la rutina de belleza la exfoliación para eliminar las células muertas y demás impurezas. Después de los 25 años, la piel va perdiendo la capacidad de desecharlas y estas se adhieren a los poros ocasionando que nuestro rostro luzca opaco y marchito.
El Dr. Juan José Fajardo, dermatólogo de Homeoderma, nos recomienda cinco recetas para hacer nuestros propios exfoliantes y eliminar todas esas impurezas alojadas en nuestra piel.
Cualquiera de estas recetas te servirán de maravilla, eso sí, el especialista aconseja aplicar el exfoliante con la piel húmeda y con suaves movimientos circulares de abajo hacia arriba.
Debes empezar por el mentón, mejilla, nariz y luego la frente. Finalmente, retirar con agua fría para cerrar los poros y aplicar tu crema hidratante habitual. No realizar más de una vez por semana porque debilitará la piel y no queremos eso.
Toma en cuenta estas recetas para obtener una piel más tersa:
Café: El café no solo nos despierta cada mañana, también puede ser un gran aliado de la belleza, las pequeñas partículas del café molido tienen un efecto de arrastre con el que podemos exfoliar tanto la piel del rostro como del resto del cuerpo, basta mezclarlo con el gel o la crema limpiadora que tengamos en casa.
Leche en polvo y avena: Añade además un poco de maicena y ve removiendo conforme añades un poco de agua. El objetivo es que la mezcla tenga la consistencia suficiente como para poder aplicártela sin problemas.
Azúcar y limón: Dos cucharadas de azúcar y medio limón son suficientes para elaborar este exfoliante casero que, además, es especialmente refrescante.
Miel y avena: Especialmente indicado para las zonas más ásperas como los codos y las rodillas. Conviene dejarlo actuar durante un cuarto de hora aproximadamente.
Aceite de oliva y azúcar: Pon en un bol el azúcar que vayas a emplear según la zona a exfoliar y ve añadiendo aceite poco a poco, controlando la densidad de la mezcla.















Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489