miércoles, 19 de marzo de 2014

dermatitis atopica en niños consejos para el cuidado de la piel


CUIDADOS DE LA PIEL ATÓPICA






Para mejorar la calidad de vida de quienes sufren dermatitis se deben seguir una serie de recomendaciones.
1 Hidratación de la piel: Debe hidratarse a diario utilizando productos hidratantes o emolientes que se deben aplicar justo después del baño. 
2 Baño: El baño, además de relajar al niño, limpia, elimina las costras y facilita la aplicación posterior de las hidratantes y otros medicamentos. Se recomienda ducha o baño diario de cinco minutos de duración aproximada. Se puede usar enjuague con leche de avena. Se debe secar bien con una toalla de algodón, sin frotar, y posteriormente aplicar una crema emoliente.
3 Ropa: Se recomienda llevar ropa de algodón holgada y evitar materiales como la lana u otros tejidos sintéticos que puedan irritar la piel. Se aconseja quitar las etiquetas de las prendas y evitar las costuras gruesas. La ropa debe lavarse y enjuagarse bien para eliminar los residuos de jabón o detergente. Se recomienda no usar suavizantes.
4 Higiene del entorno: Se deben tomar las medidas para disminuir los factores irritantes del entorno (polvo, tierra) y mantener una buena limpieza de la casa.
5 Deporte: El ejercicio físico es siempre bueno para un niño con dermatitis atópica. Y es recomendable ducharse después de hacer deporte para eliminar el sudor que resulta irritante.
También puede practicar natación cuando la piel esté libre de brotes, ya que el cloro de las piscinas los empeora. Es importante enjuagarse bien al salir de la piscina y aplicar a continuación una crema hidratante.


















HOMEODERMA



1° centro de Medicina Homeopática
y Dermatología



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


HOMEOPATIA el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


NUTRICION Salud Energía :



DERMATOLOGIA, tratamientos y cuidados de la piel:


sábado, 8 de marzo de 2014

el mejor tratamiento en enfermedades de la Piel


Acné, Dermatitis o Alergias: 

cómo afecta a la piel la alimentación

Algunas enfermedades cutáneas como el acné o la rosácea pueden empeorar al ingerir ciertos alimentos. Nuestra piel es el mayor órgano del cuerpo y también hay que saber alimentarla.



"Aunque no existen informes concluyentes acerca de la relación exacta entre los nutrientes y el envejecimiento de la piel, es evidente la influencia positiva que sobre el envejecimiento cutáneo tiene una dieta sana"afirma Jorge Soto, miembro del Servicio de Dermatología de la Policlínica de Guipúzcoa (País Vasco). 07 de febrero de 2014
Además de afectar a enfermedades como el acné, el especialista detalla que la dieta tiene un "probable papel en la patogenia de otras enfermedades cutáneas como la dermatitis atópica, la dermatitis alérgica de contacto, la psoriasis y la urticaria".
Sin embargo, existen otras patologías y cambios cutáneos cuya relación con la dieta es "incierta", según expresa el doctor Soto. Una de ellas es la rosácea, una enfermedad de la piel que afecta principalmente al rostro y que se caracteriza por presentar enrojecimiento y lesiones nflamatorias.
Según datos de la National Rosacea Society de Estados Unidos, unos 16 millones de americanos padecen de rosácea y solo una pequeña parte está siendo tratada. En lo referente a la relación que esta dolencia cutánea guarda con la alimentación, el doctor Soto indica: "hemos comprobado que algunos pacientes empeoran si toman café, té, bebidas calientes, alcohol y comidas picantes, o si son fumadores".
Asimismo, el especialista señala que no hay informes concluyentes "acerca de la relación exacta entre los nutrientes y el envejecimiento de la piel". No obstante, considera "evidente la influencia positiva que sobre el envejecimiento cutáneo tienen una dieta sana, y la reducción de la glicación de los alimentos durante su manipulación culinaria".
"La glicación es el resultado de la reacción del organismo a los azúcares, algo que se da cada vez más a causa de "malcomer", apunta Soto. 
El dermatólogo explica que este proceso opera principalmente en la dermis. "Las moléculas de glucosa (azúcar) presentes en nuestra alimentación reaccionan con las estructuras moleculares proteicas, generando así una desorganización de dicha dermis", señala. Además, la glicación "engendra proteínas más grandes, denominadas proteínas glicosiladas, nefastas para el organismo, ya que el cuerpo no puede destruirlas", indica. A la vez el galeno precisa que, con la edad, "estas proteínas se acumulan en las células y terminan destruyendo el colágeno y la elastina". AsÌ, los expertos recomiendan cocinar al vapor, siempre a fuego bajo y huir de las cocciones de más de 180 grados, de las parrilladas y de las salsas preparadas. También aconsejan consumir frutas y verduras crudas y evitar los dulces en la medida de lo posible.
Enfermedades para las que la alimentación es crucial
"Por otra parte, existen enfermedades de la piel donde -según explica el doctor Soto- la dieta tiene un papel definitivo. Es el caso de la dermatitis herpetiforme". Esta patología, también conocida como enfermedad de Duhring, consiste en una erupción cutánea extremadamente pruriginosa compuesta de protuberancias y ampollas o vesículas que aparecen usualmente en los codos, las rodillas, la espalda y los glúteos,  según describe la Federación de Asociaciones de Celiacos de España.
Gluten Free Foto: Getty Images
Foto: Getty Images
"La dermatitis herpetiforme es de origen desconocido, pero está asociada con la sensibilidad al gluten, por lo que se recomienda una dieta libre del mismo", comenta el doctor Soto. 
"También existen otras enfermedades, de carácter genético y metabólico, donde una dieta de eliminación o de suplementación de nutrientes específicos resulta obligatoria. En este grupo se encuentra la fenilcetonuria, una rara afección en la cual un bebé nace sin la capacidad para descomponer apropiadamente un aminoácido llamado fenilalanina, que se encuentra en alimentos que contienen proteína", expone.
"Desde el punto de vista dermatológico, se consideran característicos de estos pacientes la piel clara, el cabello rubio y los ojos azules. Con frecuencia, los niños que no han sido sometidos a dieta presentan eczemas cutáneos resistentes a los tratamientos habituales, aspecto pelagroide en áreas expuestas a la luz solar y fotosensibilidad. También se da hipopigmentación del cabello y de los ojos, con respecto a los otros miembros no afectados de la familia", describen los especialistas del Instituto de Errores Innatos del Metabolismo de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá.
"En las porfirias la dieta también juega un papel muy importante. Existen dos tipos principales, las agudas y las cutáneas, y ambas tienen su origen en un defecto genético. Las porfirias cutáneas causan cuadros de fotosensibilidad. Quienes padecen este tipo pueden presentar quemaduras con presencia de ampollas, erosiones, costras y posteriores cicatrices tras haber estado expuestos al sol", matiza el doctor Soto. La Asociación Española de Porfiria advierte de que el ayuno o seguir una dieta hipocalórica son dos factores desencadenantes de crisis agudas. 

"En general, es aconsejable mantener un peso adecuado haciendo una dieta variada y equilibrada. Algunos médicos se refieren a ciertos productos como no aconsejados, por ejemplo, las coles (todas sus variedades) y los alimentos ahumados (tanto los industriales como los cocinados al carbón en la barbacoa)", describen desde esta entidad.
"Se recomienda que la toma de grasa sea menor del 30% del total de calorÌas y la de colesterol, de menos de 300 mg/día. Este aspecto deberá ser especialmente vigilado por el médico en los pacientes que hayan desarrollado hepatopatías. El uso de sal no necesita ser restringido, a no ser que exista hipertensión. Además, es importante no excederse en la ingesta de fibra, que no debe sobrepasar los 50 gramos al día", añaden.
Otros trastornos guardan relación con un exceso o un déficit de nutrientes. En este sentido, el doctor Soto cita el escorbuto, el kwashiorkor, la leucopenia y el marasmo. 
Por último, también existen trastornos en los que, según indica el especialista, hay factores específicos de la ingesta implicados en la patogenia. "Es el caso de la trimetilaminuria (síndrome de olor a pescado) y del síndrome del aceite tóxico (enfermedad de la colza)".
Así quienes padezcan alguna de estas patologías, deben prestar mucha atención a la dieta y tratar de evitar los alimentos que pueden hacer que empeoren. Recuerde que a nuestra piel, el mayor órgano que tenemos en el cuerpo, también hay que saber alimentarla.

..............................................................................................................

 Lo natural es siempre mejor

más información:


HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología





Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata
CMP 23041 -  RNE 9489 
Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:



Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:


viernes, 7 de marzo de 2014

Nuevo Tratamiento en VITILIGO

Pimienta negra para tratar el Vitíligo



INVESTIGACION
Hace algunos años el King's College London realizó una investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista British Journal of Dermatology, sobre los efectos positivos que la pimienta negra puede provocar en la producción de melanina de la piel, gracias a uno de sus principales compuestos: la piperina (responsable del sabor picante de la pimienta). El estudio fue realizado en animales, pero se cree que en seres humanos genera los mismos o mejores resultados.

El Profesor de Fotobiología Experimental Antony Young, de la División de Genética y Medicina Molecular del St John's Institute of Dermatology, del King's College London y uno de los autores de este estudio indicó que los tratamientos tópicos con piperina (es decir aplicado directamente sobre la piel) han demostrado que estimula la pigmentación. A su vez, este tratamiento combinado con aplicación de UVR, ha logrado estimular notablemente la producción de melanocitos (células responsables de la pigmentación de la piel), muy superiores a otros tratamientos convencionales contra el vitiligo.
Durante la misma investigación, no se demostraron resultados favorables en aquellos ratones en los que sólo se aplicó la radiación UVR, sin la aplicación tópica de la piperina. La investigación en humanos aún está en desarrollo, pero al ser un remedio natural e inocuo, no hay ninguna contraindicación en la aplicación de cremas o aceites esenciales a base de pimienta negra en las zonas afectadas.


...........................................................................................................
SALUD a tu PIEL
lo natural es siempre mejor




HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


HOMEOPATIA el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


NUTRICION Salud Energía :



DERMATOLOGIA, tratamientos y cuidados de la piel:


domingo, 2 de marzo de 2014

Verrugas tratamiento

¿Qué son las verrugas?



Es una enfermedad frecuente en la piel producida por el papilomavirus o virus del papiloma humano (VPH) y no se conoce con exactitud su período de incubación, pero puede ir de uno a 10 meses como promedio. 

Las verrugas son confundidas con esas lesiones de la piel en la zona del cuello o las axilas, a esas se le llaman acrocordones o popularmente llamadas lunares de carne, también hay que distinguirlas de otras dermatosis papulares como las queratosis seborreicas y otras manchas. Esto es tarea para el dermatólogo.


El virus del papiloma afecta a niños y jóvenes, y también en adultos. Las edades más frecuentes son desde los 12 a los 16 años, tanto a hombres como a mujeres, y afecta a cualquier raza. Hay muchos tipos de virus del papiloma humano, dependen de la zona afectada.

La respuesta del paciente ante el virus depende de las defensas de este y de la carga del virus.

En pacientes que están con enfermedades autoinmunes, como lupus eritematoso, o con tratamientos inmunosupresores, pacientes con VIH, con linfomas, enfermedad de Hogking, pueden presentar brote de verrugas. Por eso en aquellos pacientes que tienen verrugas diseminadas, que afectan muchos sectores del cuerpo, se debe de sospechar en enfermedades inmunocomprometidas.

En un 40 % de pacientes con trasplantes renales presenta con frecuencia verrugas vulgares o plantares.

Las verrugas pueden ser únicas o múltiples, aparecen en piel y mucosas, sometidas a traumatismos o lesiones previas, por eso es tan frecuente en manos, pies y rodillas.

Hay diferentes tipos de verrugas:

1) Verrugas comunes o vulgares:



son pápulas (como granitos), de color de la piel la mayoría de ellas, y la superficie es muy áspera, puede salir una o muchas. Y pueden ser muy grandes, se ve más que todo en manos. Lo ideal es consultar tan pronto tenga una, ya que el tratamiento puede ser muy simple, pero si dejamos que se diseminen, pues es más largo.


2) Verrugas planas. Son lesiones discretamente elevadas, muchas veces parecen como manchas o como espinillas, tanto así que la superficie puede ser lisa y por eso confundirse. A veces cometen el error de aplicarse esteroides tópicos y esto hace que se diseminen más. Son muy persistentes y el tratamiento suele ser efectivo pero lento.

3) Verrugas palmoplantares:

son lesiones discretamente elevadas y de superficie rugosa. Pueden aparecer en palmas de manos, pero es más frecuente en las planta de los pies, pueden ser muy dolorosas y presentan dificultad al caminar.

4) Verrugas anogenitales:

hay un tipo que tiene forma de coliflor, se llaman condilomas acuminados. Un segundo tipo está formado por pápulas filiformes o de forma pediculada y un tercer tipo de lesiones bien delimitadas y ásperas. Pueden localizarse en pliegue inguinal, región perivulvar, ano, pubis, uretra, vagina y cuello uterino. Son muy contagiosas.

5) Verrugas subungueales o periungueales:


aparecen en la alrededor de las uñas o debajo de ellas, son muy difíciles de tratar.

Entre las complicaciones pueden darse: que se extienda a muchas zonas del cuerpo, que recurran con frecuencia, cicatrices o queloide.

Hay muchos tratamientos, depende del área afectada y la cantidad de verrugas que se tengan, algunas curan solas y otras de deben de tratar. Por ejemplo: ácido salicílico, podofilina, crioterapia, inmunoterapia y otros. Lo importante es consultar a tiempo y no dejar que una lesión se disemine por todo nuestro cuerpo.
criocirugía





HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


HOMEOPATIA el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


NUTRICION Salud Energía :



DERMATOLOGIA, tratamientos y cuidados de la piel:


enfermedades dermatologicas del viajero

Enfermedades cutáneas del viajero

Conocer, para poder prevenir. Informa la Sociedad Argentina de Dermatología. Durante las vacaciones, las infecciones están a la orden del día. El cambio de ambiente, tanto de adultos como de niños, promueve el contagio de las comúnmente llamadas "enfermedades del viajero". Desde la Sociedad Argentina de Dermatología (www.sad.org.ar) promueven unas "vacaciones conscientes" y hacen énfasis no sólo en la protección solar, sino también en prestar atención a otras enfermedades cutáneas que pueden surgir en época de vacaciones y que son factibles de prevenir si contamos con la información adecuada.

Como primer paso para la prevención "es importante que los viajeros se asesoren al máximo acerca del destino al que se dirigen y comenten con un médico el tipo de viaje, así como las actividades planeadas, para evitarlas", aconseja Marcelo Label, médico dermatólogo y miembro de la SAD. Con las medidas oportunas, muchas de las enfermedades del viajero se pueden prevenir.

Los especialistas en dermatología coinciden en que las enfermedades cutáneas del viajero suelen ser entre el 20 y 30% de las consultas post vacaciones. Enumeran entre las más habituales a la Larva migrans, las picaduras, las micosis y la Leihsmaniasis cutánea. Y concuerdan en que se dan en viajeros que han vacacionado en zonas del Caribe, América del Sur y Central y Sudáfrica y sudeste asiático, afectando tanto a niños como adultos. Esto se da debido a que nuestro cuerpo no está preparado para hacer frente a determinados parásitos, virus y bacterias de otras latitudes. Distinto para quienes vacacionan, por ejemplo, en la Costa Atlántida, donde la incidencia de adquirir una enfermedad de estas características, es menor.

"Las enfermedades pueden adquirirse de diversas formas, ya sea a través de alimentos o agua contaminados, de excrementos de animales y del suelo o a través de insectos, como mosquitos, moscas y garrapatas", enumera el doctor Julio Gil, miembro de SAD. También en baños públicos, por andar descalzos en la playa  o de persona a persona – a través del contacto íntimo, agujas compartidas o relaciones sexuales sin protección.

Algunos ejemplos de enfermedades cutáneas del viajero más comunes:
Larva migrans cutánea: causada por la penetración en la piel de larvas intestinales de perros o gatos. Las infecciones se contagian por caminar descalzos, habitualmente en la playa. Estas larvas tienen la capacidad de penetrar la piel, pero como en los humanos las larvas no pueden terminar su ciclo, sólo permanecen en la piel. La lesión –que se localiza principalmente en pies y glúteos--, es muy pruriginosa y se debe a la alergia local que provoca la larva. El tratamiento es con  y medicamentos específicos.

Micosis: o habitualmente llamados hongos es, de las enfermedades del viajero, la más común. La manifestación clínica más frecuente es el pie de atleta y as onicomicosis (hongos en las uñas) Aunque también afecta otras partes del cuerpo, como la ingle. Esta afección -- cuyo contagio es por contacto directo--, es más frecuente en zonas calurosas y en persona que sudan mucho. El tratamiento consiste en mantener las áreas propensas secas y suele bastar los tratamientos tópicos salvo en las uñas que requieren tratamientos sistémicos por tiempos prolongados.

Escabiosis: o sarna es la infección por el ácaro Sarcoptes scabiei. Se trasmite por contacto piel con piel y conlleva la aparición de pápulas pruriginosas en zonas de piel delgada. El tratamiento es tópico, con medicamentos específicos, pero en casos severos o personas con sus defensas afectadas se dispone de tratamiento por vía oral. Es imprescindible el lavado de la ropa en contacto con la piel, o en su defecto plancha caliente secado al sol o suspender su uso por un mínimo de 4 días y realizar mismo tratamiento entre las personas que han dormido en la misma cama o tenido relaciones sexuales.

Tunga penetrans (pulga de la arena, pique o bicho do pé): es una enfermedad híper endémica en África, Sudamérica, con alta prevalencia en Brasil y el Caribe. Se adquiere por caminar descalzo por la arena, por eso la afección se localiza entre los dedos de los pies o en la planta del pie. La hembra grávida penetra para llegar para alimentarse de la sangre del infectado(es hematófaga) forma una pápula subcutánea blanca de 6-8 milímetros con un punto negro central. Es necesaria la extracción de la pulga con aguja o bisturí e intentar que no quede ningún huevo. Además, es preciso tratamiento antibiótico por la sobreinfección bacteriana que puede causar.

Miasis: es una infección por larvas de moscas. Se localiza en zonas tropicales y subtropicales de América. La hembra de este tipo de mosca suele depositar los huevos en el suelo húmedo o la ropa tendida mojada. El crecimiento de la larva produce un nódulo eritematoso subcutáneo con un orificio abierto por el cual respiran. Al cabo de unas semanas la larva sale espontáneamente. El tratamiento se hace con terapia oclusiva del orificio, con vaselina durante veinticuatro horas. En caso de no ser efectivo se deberá extraer la larva de manera quirúrgica.

Leishmaniasis: es una infección parasitaria transmitida por mosquitos y es endémica en 88 países del mundo. Se estiman que se dan 1.5 millones de casos nuevos cada año, más del 90% ocurren en países como Afganistán, Irán, Arabia Saudita, Brasil y Perú. Desde la picadura del insecto hasta que la enfermedad se manifiesta pueden pasar de cuatro a seis meses. Los síntomas dependen de la localización de la misma: cutánea (también llamada 'botón de oriente') o visceral (también llamada Kala-azar). Las infecciones cutáneas dan lugar a lesiones localizadas o difuminadas dentro de la piel. La primera manifestación es una lesión en la zona de la picadura del mosquito (un nódulo con una zona costrosa en el centro), que evoluciona a nodular y ulcerativa, indolora y crónica, de bordes sobre elevados. En otros casos, aparecen lesiones múltiples, junto con inflamación de los ganglios, dolor o picor. Las infecciones viscerales, que se manifiestan con fiebre, aumento del hígado, el bazo, los ganglios y anemia, aparecen cuando las defensas del organismo no son capaces de controlar la infección. Los pacientes inmunodeprimidos y los niños malnutridos son quienes tienen más riesgo de sufrir estas infecciones.

Esquistosomiasis: Enfermedad parasitaria producida por un gusano. La forma más frecuente de contagio en países en desarrollo es a través del baño en lagos y charcas infestadas por caracoles, que son el reservorio natural del esquistosoma. A las seis u ocho semanas de su entrada en el organismo, las larvas llegan a la madurez y empiezan a desovar, entre 300 y 3.000 huevos al día. Los huevos no son los que infligen daño al organismo, sino que éstos se producen por la propia la respuesta del organismo frente a los parásitos. La esquistosomiasis es una enfermedad crónica. Cuando los gusanos atraviesan la piel causan daño mecánico y traumático, con picor y dermatitis, aunque a veces esto pasa desapercibido. La reacción del sistema inmune a los huevos produce granulomas, que pueden aparecer en la piel, los pulmones, el hígado. En la vejiga se produce hematuria, calcificaciones e incluso puede llegar a producirse un tumor. En el intestino produce diarrea.

Durante las vacaciones es también importante prestar atención y prevenir consumiendo agua potable y comiendo alimentos que respeten higiene y cadena de frío. Al mismo tiempo se debe ser cuidadoso con la pediculosis y las quemaduras del sol, respetando los horarios de exposición y la foto protección indicada para cada tipo de piel.
.........................................................................................................................................

HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática
y Dermatología


Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:



Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:


Acne cuidados en Verano

El acné en verano

Cómo prevenir o minimizar sus efectos. 
Consejos para el cuidado diario.





La limpieza diaria de la piel elimina bacterias, grasa, células muertas y otras impurezas.


Sólo el 20% se salva de padecer en algún momento acné. De los brotes, espinillas, puntos negros o puntos blancos.
Aunque la gran mayoría de las estadísticas indican que el acné es un problema de adolescentes, la realidad es que existen muchos adultos que también lo sufren.
Durante el verano, toda la piel debe ser tratada de manera diferente por distintas razones. Por la mayor exposición a la luz ultravioleta, por el aumento de la temperatura, y porque los tiempos de exposición al aire libre suelen ser más prolongados.
Factores causales y agravantes
- Cambios hormonales.
- El estrés.
- El período de transición a la adolescencia.
- Los períodos menstruales.
- El uso de píldoras anticonceptivas y el embarazo.
- El uso de productos cosméticos y capilares que sean aceitosos o grasos.
- Uso de fármacos, estrógenos, esteroides, testosteronas y fenitoínas.
- La sudoración excesiva o el alto nivel de humedad en la atmósfera.
- Dormir con maquillaje o uso de cremas grasosas puede causar taponamiento de los poros.
Recomendaciones del dermatólogo en Verano
- Utilizar productos no comedogénicos, ya que son menos propensos a formar puntos negros y espinillas. Mucho mejor si no tienen perfume.
- Higiene de la piel dos veces al día. Sobre todo si hay exceso de grasitud, ya que pueden bloquear los poros.
- En caso de utilizar medicamentos durante el tratamiento, hablar con el dermatólogo para asegurarse de que no causan hipersensibilidad al exponerse sol.
- Ser cuidadoso con el uso de tópicos para tratar el acné. Si producen mayor sensibilidad al exponerse al sol, se deberá contemplar la posibilidad de reemplazarlo o interrumpir su uso.
- Tomar cuidado extra cuando se realiza deporte. Las toallitas o un jabón neutro ayudan a limpiar la piel luego del entrenamiento. Así se disminuye la presencia de bacterias y el riesgo de brotes.
- Consultar con el dermatólogo sobre la rutina de cuidados. De esta forma el tratamiento se ajustará a las actividades y estilo de vida que se tiene durante el período caluroso.
Limpieza preventiva
- Limpiar la piel con jabón suave, neutro. No debe ocasionar irritación o sequedad, ya que podría contribuir a empeorar el cuadro. - Lavar 2 veces al día.
- Usar productos a base de agua o 'no comedogénicos'. No causan el taponamiento de los poros, que es una de las causas de la formación de acné. Se recomiendan las lociones, leches y geles. No se deben usar cremas, ya que son más grasas, por tener más concentración de aceite en su formulación (agua en aceite). 
La limpieza diaria de la piel, que debe realizarse dos veces al día, a la mañana y a la noche, permite eliminar bacterias, grasa, células muertas y otras impurezas.
Por eso es importante que los dermolimpiadores limpien y remuevan suavemente aquellas sustancias que la piel no necesita, dejándola suave y fresca gracias a su acción limpiadora, emoliente y humectante. 
Una rutina básica
Primero efectuar la limpieza, luego aplicar el tónico y realizar una hidratación liviana y refrescante. Según cada caso particular el médico indicará en que momento y como utilizar los productos tratantes específicos para combatir el acné. 
Hay productos de venta libre que contienen peróxido de benzoílo, ácido salicílico, resorcinol y azufre que reducen los granos y sacan de un apuro.quién tiene la facultad de recetar antibióticos tópicos para aplicar directamente en las áreas afectadas. La eritromicina, y clindamicina son antibioticos tópicos recetados por el dermatólogo para casos de acné leve. Si los va a usar o su acné es moderado a grave lo ideal es concurrir al médico dermatólogo.
Además de la limpieza es importante la hidratación posterior de la piel con productos adecuados para mantener la piel saludable y prevenir el envejecimiento cutáneo. 



HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología

Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489