viernes, 6 de diciembre de 2013

Medicina Estetica Rejuvenecimiento Facial

Rejuvenecimiento facial: tratamiento de las arrugas sin pasar por el quirófano


Durante la juventud, la piel se mantiene con un aspecto terso y saludable debido a la producción continua de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Sin embargo, con el paso de los años disminuye de grosor y la producción de colágeno disminuye, lo que ocasiona la aparición de arrugas, pliegues y flacidez en los contornos faciales, así como el descolgamiento de las capas de grasa a nivel medio y profundo.

Hoy en día, estos cambios que la edad produce en el rostro se pueden reparar estéticamente sin pasar por el quirófano, gracias a los avances de la medicina estética en el desarrollo de técnicas mínimamente invasivas, que consiguen devolver a la piel la textura, la tersura y el volumen perdido por el envejecimiento.
La piel a partir de los treinta años va perdiendo su factor de hidratación natural, que hay que sustituir o devolver con técnicas de revitalización. Por su parte, la flacidez y la pérdida de grasa se va produciendo a partir de los cuarenta años progresivamente, y se acentúa de forma importante a partir de los cincuenta, coincidiendo con los cambios hormonales de la menopausia en la mujer. En el hombre el cambio es más lento y progresivo, puesto que la piel es más gruesa y la hidratación se pierde más lentamente.
El tratamiento consiste, por tanto, en eliminar la flacidez y devolver los volúmenes. Para ello, se utilizan productos reabsorbibles y de larga duración, para que cada cierto tiempo se puedan corregir los cambios de nuevo, puesto que el paso del tiempo es inexorable y habrá que reposicionar los volúmenes y los contornos.
En este sentido, cada vez son más demandadas aquellas técnicas que utilizan productos que se inyectan formando una malla que sustenta todas las zonas donde la piel se descuelga por la pérdida de grasa. Las principales sustancias son tres: el ácido poliláctico, el ácido hialurónico y la hidroxiapatita cálcica.
Estas técnicas devuelven a la piel la textura y el volumen perdido por el paso del tiempo
El primero es un producto sintético pero inerte. Produce un verdadero lifting del rostro centímetro a centímetro, retensando toda la superficie de la piel. Para ello, se inyecta como una malla en el óvalo y la zona del pómulo, produciendo un retraimiento de la piel hacia la zona de las sienes. No hay límite de sesiones, aunque en general con dos o tres es suficiente, una al mes. Un año después, es preciso hacer una nueva sesión de mantenimiento.
Por su parte, el ácido hialurónico reticulado es un gel isotónico estéril compuesto de hialuronato reticulado de origen animal. Es un implante inyectable para aumentar el volumen del tejido cutáneo, que permite corregir las depresiones de la cara de origen accidental o asociadas a la edad (cicatrices, arrugas medianas o surcos profundos); remodelar los contornos de la cara por medio de una inyección
en zonas como los pómulos y el mentón; y aumentar el volumen de los labios.
Estimular el colágeno
El rejuvenecimiento facial también se puede conseguir utilizando rellenos dérmicos exclusivos fabricados a partir de microesferas sintéticas de hidroxiapatita cálcica suspendidas en un gel portador con base acuosa. Son 100% biocompatibles, por lo tanto no es necesario realizar pruebas de alergia antes del tratamiento.
La hidroxiapatita cálcica y sus componentes, el calcio y el fosfato, se producen de manera natural en los tejidos humanos.
Los rellenos dérmicos se inyectan con una aguja fina por debajo de la piel. Se puede utilizar un anestésico local durante el tratamiento, que dura al menos una hora. Una vez en su sitio, las partículas de hidroxiapatita cálcica forman los cimientos que estimulan la producción de colágeno del organismo. Como consecuencia rejuvenecen el aspecto de una personas en menos de una hora; proporcionan un tacto suave y un aspecto natural y el efecto dura doce meses o más en muchos pacientes.
....................................................................................................................................................................

HOMEODERMA
1° centro de Medicina Homeopática y Dermatología


Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:



Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

No hay comentarios: