domingo, 23 de junio de 2013

Papiloma virus

Papiloma: 

La realidad de las verrugas genitales en hombres





Al año, en el mundo, aparecen entre 3-4 millones de casos en hombres. Las cepas del virus que las provocan son distintas a las que causan cáncer
La infección del virus del papiloma humano (VHP) (una enfermedad de transmisión sexual, ETS) puede manifestarse clínicamente de muchas maneras, una de ellas, la más frecuente, son las verrugas genitales (genital warts, según su traducción al inglés). Esta afección puede presentarse tanto en hombres como en mujeres, y aunque el problema en varones ha pasado tradicionalmente más desapercibido, un artículo publicado en el último número de la revista 'The Journal Sexual of Medicine', señala que cada año se diagnostican en el mundo entre tres y cuatro millones de casos de verrugas genitales en hombres. Lo que puede tener consecuencias directas en su calidad de vida.
Según este trabajo, los estudios anteriores se han focalizado siempre en mujeres, debido a la asociación de este virus con el cáncer cervical (aunque las cepas de papiloma que causan las verrugas son diferentes de las que provocan tumores en la zona anal y genital). En cambio, poco se sabe de la repercusión de las verrugas en varones. Así, los responsables de esta investigación, liderados por Asli Kucukunal, del departamento de dermatología del Sisli Etfal Research and Training Hospital en Estambul (Turquía), se plantearon la hipótesis de que los hombres con este problema pueden presentar disfunción sexual, lo que podría aumentar también sus índices de ansiedad y depresión.
Después de analizar a 186 hombres (116 de ellos con esta infección) concluyeron que "los pacientes con verrugas genitales tienen mayores tasas de disfunción sexual, ansiedad y depresión". Por tanto, los investigadores de este estudio advierten que los varones que sufren este problema deben ser evaluados en estas tres esferas.

Las más frecuentes

María Luisa Junquera Llaneza, dermatóloga de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Monte Naranco, en Oviedo, asegura que no se trata de un problema grave, pero que sí puede resultar molesto ("las verrugas se notan y, en ocasiones, pican") y, por ello, causar ansiedad en algunos pacientes que pueden llegar a desarrollar disfunciones sexuales "al sentirse más inseguros o molestos", comenta.
A pesar de que las verrugas son una afección menos trascendente y grave que otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), añade María Jesús Barberá, coordinadora de la Unidad de Infecciones de Transmisión Sexual del Hospital Universitario Vall d'Hebron (Barcelona), generan más preocupación y ansiedad. "La morbilidad que crean es sobre todo psicológica que, además, es mayor que en cualquier otra ETS", expone esta experta quien mantiene que dicha morbilidad puede ser la misma también en mujeres: "El estudio se ha hecho sólo en varones, pero el factor psicológico es el mismo para las mujeres. El paciente nota las verrugas y eso puede generar más molestias, inquietud y preocupación".
Por otro lado, informa la doctora Junquera, "las verrugas genitales ocupan el mayor número, con diferencia, de consultas en las unidades o centros de ETS". Pueden aparecer tan sólo por el propio roce y contacto íntimo con la otra persona, pero "no es un problema importante, tan sólo a veces son complicadas de quitar, porque algunas pueden resultar latosas", puntualiza.
En la actualidad existe un amplio arsenal terapéutico para la eliminación de estas verrugas, que va desde la crioterapia (que utiliza el frío para extirpar la lesión), la cauterización mediante un bisturí eléctrico, o sustancias tópicas como la podofiloxina, elácido tricloroacético o incluso el interferón.
Aunque el preservativo no elimina el contagio -ya que las verrugas pueden aparecer tan sólo con el roce- sí puede disminuir el riesgo de infección y sigue siendo clave "para prevenir el resto de ETS". De este modo, indican que lo más importante ante la aparición de estas verrugas es acudir al especialista, no sólo para poner tratamiento y eliminarlas, sino para evaluar la posibilidad de que existan otras infecciones de transmisión sexual más graves. 

...................................












Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.

médico cirujano colegiado

médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489


No hay comentarios: