domingo, 28 de octubre de 2012

PSORIASIS: una enfermedad multifactorial

Psoriasis, más que una enfermedad de la piel

  • Unos 125 millones de personas en el mundo padecen psoriasis, según datos de la Sociedad Argentina de Dermatología.
  • La psoriasis suele aparecer entre los quince y los treinta y cinco años, aunque también afecta a niños y a personas mayores. La enfermedad no es hereditaria, pero hay una predisposición genética a padecerla. 

    Las lesiones rojas cubiertas de escamas blanquecinas son su principal sello de identidad. Estas pueden darse en cualquier parte del cuerpo, pero lo más habitual es que aparezcan en los codos, en las rodillas, en el cuero cabelludo y en la región sacra.

    FALLO EN EL SISTEMA INMUNE
    "La psoriasis comienza en el sistema inmune, principalmente en unas células llamadas linfocitos T. Estas células nos ayudan a proteger el cuerpo contra infecciones y enfermedades pero, en la psoriasis, se activan indebidamente y desencadenan muchas respuestas. Una de ellas es la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que se manifiesta en el color rojo de las lesiones. Otra es la proliferación de las células de la epidermis, los llamados queratinocitos", señalan.
    "Si el proceso de recambio celular de la epidermis es de treinta días, en las personas con psoriasis dura aproximadamente cuatro días. Esto genera una acumulación de células en la capa córnea, que se manifiesta en forma de placas de escamas blanquecinas y descamación exagerada", aclaran.
    A juicio de Acción Psoriasis, el curso de la enfermedad es "caprichoso" ya que las lesiones pueden desaparecer y volver a surgir en los mismos sitios del cuerpo o en otros. "Cada individuo afectado tiene su particular psoriasis", asegura esta entidad.
    Los especialistas de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) afirman que la psoriasis es una enfermedad "multifactorial" pues existe una predisposición genética, una respuesta inmunológica alterada y la influencia de múltiples factores como el estrés, algunos medicamentos, traumatismos, infecciones, el alcohol, el tabaco y la obesidad.
    Según indican, la psoriasis produce un "alto impacto en la calidad de vida del paciente" pues puede provocar ansiedad, depresión y aislamiento a la vez que predispone a padecer otras enfermedades.
    En palabras de Roberto Glorio, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología, la psoriasis genera una mayor predisposición a presentar otras patologías asociadas "tales como enfermedades cardiovasculares, enfermedad inflamatoria intestinal, diabetes, trastornos emocionales, sobrepeso u obesidad, dislipidemias y enfermedad tiroidea, entre otras".
    El doctor Glorio es uno de los coordinadores de la campaña de educación e información sobre psoriasis que la Sociedad Argentina de Dermatología lleva a cabo del 22 al 26 de octubre. De esta manera, dicha organización intenta resaltar que la psoriasis no es contagiosa, que es tratable y que puede asociarse a otras enfermedades.
    Esta enfermedad inflamatoria de la piel, ocasionalmente, puede comprometer también a las articulaciones. En este sentido, el doctor Glorio expone que entre el 6% y el 42% de las personas con psoriasis desarrollan artritis psoriásica. "Es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones y causa dolor, rigidez e hinchazón", detalla.
    El especialista afirma que en el 75% de los casos, primero se manifiesta la psoriasis cutánea y luego aparece la artritis psoriásica, con un intervalo de tiempo promedio de diez años. "Es importante el reconocimiento y tratamiento adecuado de dicho cuadro para aliviar el dolor, reducir la inflamación y así evitar el compromiso y daño progresivo de las articulaciones", recalca.
    LA EDAD DE LA PSORIASIS
    La psoriasis suele aparecer entre los quince y los treinta y cinco años, aunque también afecta a niños y a personas mayores. La enfermedad "no es hereditaria, pero hay una predisposición genética a padecerla y un tercio de los afectados tiene familiares directos con psoriasis. La posibilidad de que la descendencia padezca psoriasis es del 14 % con un padre afectado y si ambos padres tienen la enfermedad, las probabilidades aumentan hastael 40%, destaca la Sociedad Argentina de Dermatología.
    Pero con el tratamiento adecuado se puede lograr la remisión de las lesiones. El dermatólogo puede aconsejar medicamentos que se aplican sobre le piel, o a vecestratamientos de luz ultravioleta,y para la psoriasis más intensa, puede indicar medicamentos orales, subcutáneos, intramusculares o intravenosos (tratamientos sistémicos). Todas estas modalidades terapéuticas pueden administrarse solas o combinadas. A la hora de recomendar un tratamiento, el dermatólogo tiene en cuenta la localización, la extensión y la gravedad de las lesiones, el tipo de psoriasis, la edad y la relación riesgo-beneficio, entre otros factores.
    Ante la menor sospecha de psoriasis es fundamental consultar con el médico especialista en dermatología, ya que dará un diagnóstico adecuado y un tratamiento precoz para evitar el progreso de la enfermedad y lograr el control de la misma", manifiesta.
    Este dermatólogo aclara que si bien las lesiones pueden mejorar y hasta desaparecer con el tratamiento, la predisposición persiste. De este modo, "la enfermedad se puede controlar pero no curar de manera definitiva", concluye.
  • Fuente: Purificación León/Efe-Reportajes
  • 27 octubre 2012
  •  
 
 
 
Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.
médico cirujano colegiado
médico Dermatólogo
médico Homeópata

CMP 23041 -  RNE 9489

 
Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:


Nutrición Salud Energía Control de Peso:

 
Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

No hay comentarios: