jueves, 23 de agosto de 2012

PSORIASIS: las opciones de tratamiento

 
La Psoriasis
 
 
  
Psoriasis es la enfermedad autoinmune de la piel más frecuente, la cual es un padecimiento inflamatorio crónico que se caracteriza por zonas de la piel gruesas y escamosas de color rojo denominadas placas. Un 3% de la población padece la enfermedad.
 
La psoriasis presenta alteración en el sistema inmunitario, principalmente con los linfocitos T, que son un tipo de células blancas presentes en la sangre. Los linfocitos T ayudan a proteger el cuerpo contra infecciones y enfermedades. En el caso de la psoriasis, los linfocitos T se activan indebidamente, causando la aceleración de otras respuestas inmunitarias, por lo que se produce hinchazón y el rápido reemplazo celular en la piel. En los seres humanos, las células de la piel cambian desde las capas más profundas y luego emergen a la superficie, reemplazando constantemente las células muertas, mediante un proceso llamado renovación celular. Cuando una persona tiene esta enfermedad, el proceso de renovación celular se acelera y las células con psoriasis se desarrollan y emergen a la superficie de la piel entre 3 o 5 días, mientras que las células de piel normales se eliminan sin que la persona se dé cuenta.
 
Las células de la piel con psoriasis crecen se acumulan y forman las lesiones escamosas o placas. La psoriasis generalmente aparece cuando la persona tiene entre 15 y 25 años de edad pero la enfermedad se puede desarrollar a cualquier edad. Entre un 10 a 30% de personas que la padecen eventualmente desarrollan psoriasis artrítica, la cual aparece cuando la persona tiene entre 30 y 50 años de edad.
La psoriasis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque su aparición es más frecuente en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo. De otro lado, suele ser generalmente fácil diagnosticarla para el dermatólogo clínico, pero debido a que en ocasiones, los síntomas son similares a los de otras enfermedades cutáneas, el médico dermatólogo debe hacer diversos exámenes para establecer si la persona tiene o no psoriasis.
Para tratarla, se debe tener encuentra la gravedad de esta, el tamaño de la placas, el tipo de psoriasis y la reacción que presenta el paciente. En algunos tipos de tratamientos se utilizan las cremas, las cuales ayudan a reducir la inflamación, el reemplazo celular, a descamar y suavizar la piel. Otros tratamientos incluyen la fototerapia, mediante el uso de luz ultravioleta artificial con medicamentos para sensibilizar la piel a la luz. Tratamientos sistémicos, usados cuando la psoriasis es fuerte. Esto incluye el uso de medicamentos mediante inyecciones y finalmente hay personas que optan por una terapia combinada, que usa tratamientos de la piel, fototerapia y tratamientos sistémicos para obtener mejores resultados.
Estas terapias buscan el control de las lesiones pero no la curan. Si Usted cree que padece está enfermedad visite a un médico dermatólogo para obtener ayuda oportuna.

 
Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.
médico cirujano colegiado
médico Dermatólogo
médico Homeópata
CMP 23041 -  RNE 9489

 
Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:

Nutrición Salud Energía Control de Peso:

 
Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

No hay comentarios: