domingo, 5 de febrero de 2012

ANTIEDAD Tips para poder prevenir el envejecimiento de la piel

FOTOENVEJECIMIENTO
PREVENCION A PARTIR DE LOS 20 ?
35566_1.JPG
TEXTOS. SOCIEDAD ARGENTINA DE DERMATOLOGÍA. FOTO. EL LITORAL.

El 50% de la exposición solar de toda la vida se tiene antes de los 20 años. Por este motivo, la Sociedad Argentina de Dermatología explica en qué consiste el fotoenvejecimiento de la piel, un problema en todo el mundo, y promueve su prevención y consulta al médico dermatólogo.

Envejecimiento es el proceso natural por el cual cualquier órgano del cuerpo, incluyendo la piel, disminuye su función y su capacidad de reserva. El fotoenvejecimiento ocurre cuando al proceso natural se agregan los daños externos, inducidos por la exposición crónica a los rayos ultravioleta (RUV) o a rayos UV de aparatos emisores (camas solares).

Bajo estas premisas, la Sociedad Argentina de Dermatología promueve la prevención del fotoenvejecimiento, recomendando un cambio de hábito en relación al sol durante toda la vida, y la consulta periódica al médico dermatólogo, que es quien más sabe de la piel y el que mejor puede controlarla y enseñar a cuidarla.

"Teniendo en cuenta que el 70% del daño solar se produce durante los primeros 18 años de vida, debemos educarnos y educar a nuestros niños, para que no tengan tanta exposición en sus primeros años de vida", indica Jorge Laffarge, médico dermatólogo de la SAD.

Si bien hay pieles más sensibles y propensas que otras, los daños producidos por el fotoenvejecimiento pueden traducirse clínicamente en piel delgada, arrugas, surcos más pronunciados, cambios en la coloración con un aspecto amarillento, manchas y vasos sanguíneos visibles, entre otras. Además, la fotoexposición conlleva la probabilidad de desarrollar carcinomas basocelulares y espinocelulares o el temible melanoma. Además de protegernos con gorros y sombreros, tenemos que elegir una adecuada protección solar. Lo ideal es usar cremas protectoras (SPF) al menos de factor 30 y no hay que olvidar que desde las 10 hasta las 16 es el margen horario en el cual se debe evitar la exposición, principalmente cuanto más blanca sea la piel.

Existen tratamientos disponibles, para combatir y recuperar la belleza natural de la piel perdida por el fotoenvejecimiento. Entre ellos, la aplicación de ácido retinoico, hialurónico, alfa hidroxiácidos, entre otros. También se puede optar por tratamientos de gabinete con diferentes peelings y uso de aparatología como luz pulsada, terapia fotodinámica o radiofrecuencia, así como rellenos y toxina botulínica, pero siempre con estricto control del médico dermatólogo, que es el único que puede diagnosticar y orientar sobre el tratamiento a seguir.
"Finalmente es muy importante recalcar que cualquier tipo de lesión, ya sea benigna, premaligna o maligna, debe ser valorada por el especialista dermatólogo, para dar el mejor tratamiento y seguimiento", subraya Laffargue.

A TENER EN CUENTA

Estar alerta. La cara, la cabeza, la espalda, la planta del pie. Cualquier parte de tu cuerpo puede ser blanco del cáncer de piel. Por eso, mirá tu piel y la de los que tenés cerca. Llevá tus dudas a un dermatólogo. Que tus manchas estén bajo control.

Tipo de piel. Todos tenemos que cuidarnos, pero especialmente las personas de piel y ojos claros. Las que siempre enrojecen y nunca se broncean deben estar más alertas. También aquellas que tengan muchos lunares.

Hábitos. Quienes se exponen o se expusieron al sol en forma excesiva o hayan sufrido quemaduras solares importantes tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Los efectos de los rayos ultravioletas son acumulativos y producen cambios irreversibles en la estructura normal de la piel.

Aire libre. Cualquiera sea la actividad que se realice es importante estar siempre protegidos del sol. Muchos no saben que las nubes permiten el paso de las radiaciones ultravioletas. No hay que olvidar que la arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción.
Mirar el reloj. Entre las 10 y las 16, elegír la sombra porque en estas horas los rayos ultravioletas son más dañinos.

Protector solar. A la hora de elegir un producto, buscá los de amplio espectro, que protejan contra los rayos ultravioletas A y B. En cuanto al factor de protección solar (FPS), como mínimo debés usar 30, sobre todo para pieles muy claras o exposiciones intensas. Recordá colocarlo 30 minutos antes de cada exposición y volver a aplicarlo cada 2 ó 3 horas.

Objetos aliados. Sombreros de ala ancha, remeras y anteojos de sol con filtro UV ayudan a reforzar la protección contra las radiaciones ultravioletas.

Cuidar a los tuyos. Protege a tu familia también en cuestiones de piel. Si hay chicos en casa recuerda que antes del primer año de vida no deben ser expuestos al sol en forma directa. En caso de exposiciones ocasionales, a partir de los 6 meses pueden usar protectores solares.

La belleza. El sol y las camas solares producen un envejecimiento prematuro (arrugas y manchas) y aumentan sensiblemente el riesgo de padecer cáncer de piel.

Tu dermatólogo. Es importante visitarlo al menos una vez al año. Él es quien más sabe de la piel, el que mejor puede controlarla y enseñarte a cuidarla.
...................................................................................................................................................................



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.
médico cirujano colegiado
médico Dermatólogo
médico Homeópata
CMP 23041 -  RNE 9489
 

Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:

Nutrición Salud Energía Control de Peso:
Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

No hay comentarios: