martes, 28 de febrero de 2012

PIEL beneficios mascarillas de arcilla

El barro o arcilla se utiliza no solo para elaborar artículos para adornos en casa, sino también para uso medicinal. Calma problemas y dolores musculares y ayuda a desaparecer el molesto acné.


La geoterapia es usada en todo el mundo, sobretodo en el área de la salud. Existe una gran variedad de barro, pero los más usados por la medicina natural son el barro negro del Mar Muerto, el verde, blanco, rojo, amarillo o café. Cada uno tiene beneficios para el organismo. De ellos, el barro blanco es el único que se puede tomar mezclado con agua, para contrarrestar problemas como gastritis y úlceras estomacales.

Su aplicación en el cuerpo no solo brinda beneficios de salud, sino que ayuda a mejorar el aspecto de la piel y logra un efecto sobre el organismo que ayuda a mejorar el estado de ánimo y alejar completamente el estrés mental y el que se acumula en los músculos del cuerpo como tensión muscular.

La terapia se puede realizar dos veces a la semana, los beneficios serán mentales, físicos y de belleza. Cada terapia tiene una duración de 45 minutos, si desea puede realizárselos en casa o puede asistir a un centro de medicina natural o un spa, que usan mucho esa técnica.

Elimina las impurezas
El barro o arcilla blanca, también llamado Luvu ayuda a eliminar las impurezas en el organismo externa como internamente.

Ese tipo de barro se puede tomar, ya que combate los problemas de las gastritis, úlceras estomacales, gases, sensación de llenura y el estreñimiento.

La forma de usarlo es agregar una cucharada del barro a un vaso con agua, se debe tomar dos veces al día.

En muchas culturas es usado ese brebaje para que las lactantes puedan aumentar su leche materna. Se puede usar en la piel como cataplastma, que consiste en preparar un taza de barro con un poco de agua y colocarla en la zona donde se siente dolor.

Mientras que como mascarilla se puede aplicar en todo el cuerpo y el rostro, ayudará a desaparecer los barros, espinillas y acné. Se retira con una toalla y agua tibia.

Una terapia milenaria
El barro es muy usado en el mundo, ya que ayuda a regenerar e hidratar la piel.

Otro de sus beneficios es que ayuda a desaparecer las estrías, mejora la circulación sanguínea y la piel se vuelve más suave y luminosa.

El barro es una mezcla de agua, materia orgánica y minerales, que en estado natural son utilizados en el campo terapéutico y cosmético.

Además revitalizan el tejido celular de la piel, entre sus múltiples propiedades esta la prevención de varias enfermedades con resultados óptimos para el tratamiento de alteraciones cutáneas como psoriasis, eczemas, dermatosis, acné juvenil, rosácea y seborrea.

Contra el dolor en los huesos
Las propiedades terapéuticas del barro rojo están en sus poderes refrescantes, desinflamatorios, descongestivos, purificadores, cicatrizantes, absorbentes y antibacteriológicos.

El barro es usado en cataplasma para combatir el dolor en los huesos. Tiene además una gran capacidad cicatrizante en la piel, y es antinflamatorio gracias al sílice y al aluminio.

El barro posee también un excelente potencial de absorción de las impurezas contenidas en los tejidos, por lo que permite recoger gran cantidad de calor, atraer las toxinas acumuladas bajo la piel y lograr de esta forma que sean expulsadas.

El barro rojo para eliminar el acné en el rostro. Haga una mezcla de pepino con el barro, primero licúe un pepino y luego agréguele dos cucharadas del barro, mézclelo muy bien y aplíquelo en le rostro por 20 minutos.

Desinfecta la piel
El barro de color verde es muy usado en las terapias de belleza, pero tiene propiedades curativas, por lo que mejora la salud. Se ha utilizado para curar todo tipo de heridas, afecciones de la piel y problemas inflamatorios.

El barro se usa para mejorar el aspecto de la piel, puede hacerse una sesión de 40 minutos. Primero se aplica el barro en todo el cuerpo para que realice su acción de hidratación y rejuvenecer la piel. Luego se retira con agua tibia y se realiza un masaje relajante.

Las virtudes terapéuticas del barro están en sus propiedades refrescantes, antiinflamatorias, descongestionantes, absorbentes, calmantes y antibacteriológicas. Como desinfectante es uno de los más perfectos y poderosos. Se usa en la medicina natural para drenar y remineralizar.

Elimina los radicales libres
El alto contenido de minerales rejuvenece la piel, mientras que la arcilla en sí estimula la circulación de la sangre y también limpia la piel.

Otro de los beneficios del barro de color amarillo o café es brindar al organismo ayuda a la absorción de toxinas, bacterias, gases, linfa, agua, bilis y líquidos que inflaman. Tiene la capacidad de atraer y absorber elementos tóxicos, además de estimular su evacuación.

Es antiséptico, purifica la sangre y ayuda a cicatrizar, cuenta con enzimas que tienen la capacidad de fijar el oxígeno libre.

Cuando se aplica el barro en la piel, las sustancias que lo forman penetran en la dermis ayudando a eliminar toxinas, su función es
absorberlas.

Ayuda a eliminar las células muertas y ataca los radicales libres que producen la oxidación
....................................................................................................


Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.
médico cirujano colegiado
médico Dermatólogo
médico Homeópata
CMP 23041 -  RNE 9489


Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:

Nutrición Salud Energía Control de Peso:
Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel:

domingo, 5 de febrero de 2012

ANTIEDAD Tips para poder prevenir el envejecimiento de la piel

FOTOENVEJECIMIENTO
PREVENCION A PARTIR DE LOS 20 ?
35566_1.JPG
TEXTOS. SOCIEDAD ARGENTINA DE DERMATOLOGÍA. FOTO. EL LITORAL.

El 50% de la exposición solar de toda la vida se tiene antes de los 20 años. Por este motivo, la Sociedad Argentina de Dermatología explica en qué consiste el fotoenvejecimiento de la piel, un problema en todo el mundo, y promueve su prevención y consulta al médico dermatólogo.

Envejecimiento es el proceso natural por el cual cualquier órgano del cuerpo, incluyendo la piel, disminuye su función y su capacidad de reserva. El fotoenvejecimiento ocurre cuando al proceso natural se agregan los daños externos, inducidos por la exposición crónica a los rayos ultravioleta (RUV) o a rayos UV de aparatos emisores (camas solares).

Bajo estas premisas, la Sociedad Argentina de Dermatología promueve la prevención del fotoenvejecimiento, recomendando un cambio de hábito en relación al sol durante toda la vida, y la consulta periódica al médico dermatólogo, que es quien más sabe de la piel y el que mejor puede controlarla y enseñar a cuidarla.

"Teniendo en cuenta que el 70% del daño solar se produce durante los primeros 18 años de vida, debemos educarnos y educar a nuestros niños, para que no tengan tanta exposición en sus primeros años de vida", indica Jorge Laffarge, médico dermatólogo de la SAD.

Si bien hay pieles más sensibles y propensas que otras, los daños producidos por el fotoenvejecimiento pueden traducirse clínicamente en piel delgada, arrugas, surcos más pronunciados, cambios en la coloración con un aspecto amarillento, manchas y vasos sanguíneos visibles, entre otras. Además, la fotoexposición conlleva la probabilidad de desarrollar carcinomas basocelulares y espinocelulares o el temible melanoma. Además de protegernos con gorros y sombreros, tenemos que elegir una adecuada protección solar. Lo ideal es usar cremas protectoras (SPF) al menos de factor 30 y no hay que olvidar que desde las 10 hasta las 16 es el margen horario en el cual se debe evitar la exposición, principalmente cuanto más blanca sea la piel.

Existen tratamientos disponibles, para combatir y recuperar la belleza natural de la piel perdida por el fotoenvejecimiento. Entre ellos, la aplicación de ácido retinoico, hialurónico, alfa hidroxiácidos, entre otros. También se puede optar por tratamientos de gabinete con diferentes peelings y uso de aparatología como luz pulsada, terapia fotodinámica o radiofrecuencia, así como rellenos y toxina botulínica, pero siempre con estricto control del médico dermatólogo, que es el único que puede diagnosticar y orientar sobre el tratamiento a seguir.
"Finalmente es muy importante recalcar que cualquier tipo de lesión, ya sea benigna, premaligna o maligna, debe ser valorada por el especialista dermatólogo, para dar el mejor tratamiento y seguimiento", subraya Laffargue.

A TENER EN CUENTA

Estar alerta. La cara, la cabeza, la espalda, la planta del pie. Cualquier parte de tu cuerpo puede ser blanco del cáncer de piel. Por eso, mirá tu piel y la de los que tenés cerca. Llevá tus dudas a un dermatólogo. Que tus manchas estén bajo control.

Tipo de piel. Todos tenemos que cuidarnos, pero especialmente las personas de piel y ojos claros. Las que siempre enrojecen y nunca se broncean deben estar más alertas. También aquellas que tengan muchos lunares.

Hábitos. Quienes se exponen o se expusieron al sol en forma excesiva o hayan sufrido quemaduras solares importantes tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Los efectos de los rayos ultravioletas son acumulativos y producen cambios irreversibles en la estructura normal de la piel.

Aire libre. Cualquiera sea la actividad que se realice es importante estar siempre protegidos del sol. Muchos no saben que las nubes permiten el paso de las radiaciones ultravioletas. No hay que olvidar que la arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción.
Mirar el reloj. Entre las 10 y las 16, elegír la sombra porque en estas horas los rayos ultravioletas son más dañinos.

Protector solar. A la hora de elegir un producto, buscá los de amplio espectro, que protejan contra los rayos ultravioletas A y B. En cuanto al factor de protección solar (FPS), como mínimo debés usar 30, sobre todo para pieles muy claras o exposiciones intensas. Recordá colocarlo 30 minutos antes de cada exposición y volver a aplicarlo cada 2 ó 3 horas.

Objetos aliados. Sombreros de ala ancha, remeras y anteojos de sol con filtro UV ayudan a reforzar la protección contra las radiaciones ultravioletas.

Cuidar a los tuyos. Protege a tu familia también en cuestiones de piel. Si hay chicos en casa recuerda que antes del primer año de vida no deben ser expuestos al sol en forma directa. En caso de exposiciones ocasionales, a partir de los 6 meses pueden usar protectores solares.

La belleza. El sol y las camas solares producen un envejecimiento prematuro (arrugas y manchas) y aumentan sensiblemente el riesgo de padecer cáncer de piel.

Tu dermatólogo. Es importante visitarlo al menos una vez al año. Él es quien más sabe de la piel, el que mejor puede controlarla y enseñarte a cuidarla.
...................................................................................................................................................................



Dr. JUANJOSE FAJARDO BENAVIDES.
médico cirujano colegiado
médico Dermatólogo
médico Homeópata
CMP 23041 -  RNE 9489
 

Homeopatia,el tratamiento para curarse
sin efectos adversos:

Nutrición Salud Energía Control de Peso:
Dermatologia, tratamientos y cuidados de la piel: