domingo, 25 de octubre de 2009

MANCHAS SENILES tratamiento de la Piel

 Dermatología - Manchas seniles


La piel es uno de los órganos del cuerpo que más sufre las consecuencias del paso del tiempo. Una de las zonas que más acusa este deterioro es la piel del dorsal de las manos. La exposición al sol a lo largo de la vida y su contacto directo con el entorno ambiental la convierte en una zona muy vulnerable. La aparición de manchas marrones, conocidas en el ámbito médico como piel senil, es una de las consecuencias.

Se las denomina manchas seniles porque suelen aparecer a partir de los 50 años, cuando entramos en la edad adulta. De hecho, es a partir de los 35 años cuando nuestro organismo empieza a envejecer y, en consecuencia, nuestra piel se deteriora. El aspecto de las manchas seniles es de color marrón, con una tamaño no superior a los 2 cm. Suelen aparecer de forma abundante, y a medida que pasa el tiempo se extienden cada vez más por la piel. No todas las personas de edad las tienen, ya que el componente genético tiene mucho que ver.

La piel es el resultado de lo que somos y de las prácticas que llevamos a cabo cuando somos jóvenes. Por eso, las personas que a los 20 años se exponen de forma excesiva al sol son las más susceptibles de padecer estos problemas con el paso del tiempo. No es hasta 30 o 40 años después cuando las consecuencias se hacen evidentes, y no nos referimos solo a manchas en la dermis, sino hasta problemas más graves como el cáncer de piel. Por esta razón es muy importante prevenir cuando se está a tiempo de evitar estas alteraciones de la piel.

Una vez ya  han aparecido las manchas en la piel, lo primero que hay que hacer es acudir al dermatólogo. Será él quien decida qué tratamiento será más adecuado para tratar el problema.

Tratamientos
Los métodos más conservadores apuestan por aplicar unos determinados ácidos directamente sobre la zona de la piel afectada, peeling, ácidos que no resultan agresivos y microdermabrasión mecánica.












Otra de las opciones con las que contamos es la aplicación de cremas despigmentantes. Estas cremas ofrecen muy buenos resultados, aunque también es cierto que cuanto antes se empiezan a usar antes desaparecen las manchas.


El tratamiento de estas alteraciones en la piel debe hacerse de forma escalonada, por eso se suele optar por comenzar por las cremas de despigmentación. Como no todas las pieles son iguales, no todas reaccionaran igual ante su aplicación. Lo que estas cremas contienen es un ácido erosivo que de forma controlada provoca la caída de la piel. Sumado al ácido retinoico que contienen, estas cremas, en su dosis adecuada, también mejoran la calidad de la piel.
En el momento en que no se consigue eliminar las manchas seniles con estas cremas especiales, el dermatólogo podrá plantear recurrir a la técnica de criocirugía.



.........................................................


No hay comentarios: